Archivo de la etiqueta: Reflexiones

Invierno. Look-100. Camisa bordada

Estándar

invierno_look100_camisa_bordada

Hola a todo el mundo. Siempre que hago un parón en el blog, por vacaciones u otras circunstancias, me cuesta arrancar de nuevo, pierdo la dinámica, el ritmo, la razón de ser. Vienen a mi, las típicas preguntas de “¿para qué?, ¿por qué?”, y la verdad es que nunca obtengo respuesta. Así que muchas veces es mejor no pensar y simplemente actuar.

La foto es una excusa para entrar en materia, como cuando le preguntas al vecino por el tiempo y con suerte, puede que surja una conversación más interesante.

Bueno, pues roto el hilo, os cuento mis novedades del 2018, porque estrenar un año y no tener una lista de propósitos, no es empezar el año.

He empezado a recibir clases de piano y tengo que decir que me encanta. Había probado con la guitarra y de pequeña tocaba la bandurria, pero lo del piano es otra dimensión. Para empezar, no te duelen los dedos por presionar las cuerdas, no hay que afinarlo antes de empezar a tocar, no hay que sacarlo de la funda y encima se toca sentada en una silla o banqueta, qué más se puede decir. Los Reyes Magos trajeron el piano a casa y fue toda una sorpresa. Es verdad que una vez dije, después de haber tocado las teclas de un piano, que me pareció una experiencia extraordinaria, por su sonoridad, por su elegancia, por lo majestuoso que es un piano, en fin, que me maravilló, pero nunca se me pasó por la mente, que ese comentario pudiera derivar en tener un piano en casa.

La cuestión es que estoy encantada con mi nuevo juguete. El piano es digital y puedes ponerte cascos para escuchar lo que tocas, con lo cual no molestas al resto de la familia mientras practicas, una gran ventaja.

Pero la novedad más novedosa que tengo que destacar para este 2018, es que por fin he empezado a hacer trabajos para televisión. Me apunté a unas cuantas agencias para hacer de figurante o modelo o incluso actriz, en publicidad o series de TV y parece que está dando sus frutos.

Por ahora tengo en mi curriculum, que bien suena eso, una figuración para la serie que se estrena ahora en la tele “Cuerpo de élite”. Habrá que esperar hasta el capítulo 6 para ver si realmente se me ve algo. Estar, estaba, pero la tele es imprevisible, graban muchas tomas y nunca sabes si escogerán la toma en la que estabas tu. Estoy ilusionada y expectante. Ya se que no es gran cosa, aparecer de fondo o refilón en unos segundos, pero como diría alguien, me llevo una gran experiencia.

También me escogieron para salir en un anuncio. Mi misión era sencilla, llevar una tarta a la mesa y cantar el cumpleaños feliz, con cara de felicidad absoluta, fue divertido.

Ya tengo nuevos trabajos previstos para dentro de unas semanas y espero que poco a poco vaya haciendo cosas más importantes.

Y para rematar todo este mundo del artisteo, estoy recibiendo clases de interpretación basadas en la improvisación. Son clases muy divertidas donde imaginamos personajes y situaciones e inventamos historias sobre la marcha. Es complicado, pero ejercitas mucho el ingenio y son estupendas para tener la mente activa.

Y nada más que añadir. Tengo pendiente contestar comentarios y entrar en vuestros blogs. Se que muchos de vosotros seguís al pie del cañón con vuestros blogs y es algo envidiable, yo lo intento, pero no siempre lo consigo.

Hasta la próxima entrada, que espero que no se haga mucho de rogar.

Anuncios

Qué quieres que te cuente.

Estándar

otono_look86_jersey_floresHoy ni foto recortada, ni fondo de colorines, ni nada.

No se qué me pasa, pero es que últimamente no tengo ganas de actuar. Tan pronto soy pura energía con mil ideas en la cabeza, que soy una balsa de aceite con el único objetivo de dejar pasar el tiempo.

Dejar pasar el tiempo no está nada mal, no todo el mundo es capaz de hacerlo, a mi se me da francamente bien, posponer todo y dejarlo para momentos más propicios, como por ejemplo para cuando la Luna se alinee con Venus o se encuentre vida en Marte. Vamos, para ya mismo.

No sabría explicar lo que me pasa. la cuestión es que no hago otra cosa que pensar mucho y actuar poco.

Un síntoma claro de que no estoy como siempre, es que me he comprado un par de vestidos monísimos de la muerte y todavía no me he hecho ninguna foto para enseñaroslos.

Sensi, estás muy mal, háztelo mirar. Anda, ponte a ver un rato Zapeando a ver si se te pasan los males.

Pero si reir me río un montón, pero eso no significa nada. Hoy me ha dicho una señora que se notaba que era mujer de risa fácil. Pues tiene razón, pero también soy de las que le dan muchas vueltas a la cabeza.

Recuerdo que más de una vez, en mi época de estudiante, mi compañera de piso entraba en mi habitación y me encontraba sentada en el escritorio mirando la pared. Lo primero que pensaba es que me faltaba un tornillo. No se cuánto tiempo podía estar así, meditando. Tu cuerpo está ahí, pero tu mente…tu mente está a miles de kilómetros.

El ciclo siempre es el mismo. Primero me ilusiono por algo, lo cojo con mucha ganas, saco tiempo de dónde no lo tengo para hacer lo que sea. Continúo un tiempo ilusionada, pero la euforia de los primeros días se va desvaneciendo y va dejando paso a la rutina o al desconcierto.

Y por último, me planteo el por qué de las cosas.

¿A todo el mundo le pasa lo mismo, o es que soy una veleta sin rumbo?.

Lo bueno de todo es que se perfectamente que esto es solo un ciclo pasajero, pronto volveré a ser la Sensi enérgica, con ganas de contarlo todo, de compartir hasta el mínimo detalle.

Y esto es todo, qué quieres que te cuente.