Pincher y sus looks.

En alguna ocasión os he comentado que tengo perro. Pues para dar rienda suelta a mi imaginación y creatividad, he pensado en mi queridísimo perro. Que digo yo que tener un perro tenía que tener algún beneficio. Además, mi perro no se va a quejar si vulnero su intimidad.

He hecho un video donde Pincher es el protagonista. Puede que sientas vergüenza ajena al verlo. No te preocupes, yo también suelo sentir mucha vergüenza ajena, pero cuando es propia, soy mucho más indulgente conmigo misma.

Se lo he enseñado a mi madre y dice que estoy más pa’llá, que pa’cá. Y tiene toda la razón del mundo. Pero esto ya no tiene vuelta atrás, al contrario, esto no ha hecho nada más que empezar.

“Hasta el infinito y más allá”.