Libro. Palmeras en la nieve. Luz Gabás

palmeras_en_la_nieveHe leído este libro por recomendación de la bloguera Ana, del blog escribirdesdeelcorazon. Básicamente trata de una historia de amor entre un español que llega a la isla de San Fernando Poo, para trabajar en una plantación de cacao durante la época colonial y una nativa.

Como suele pasar en muchas ocasiones, el libro empieza por el final. Me fastidia un poco el que me alteren el orden natural de las cosas, como cuando empieza la película con un asesinato y luego retroceden para explicarte lo que ha pasado hasta llegar al desenlace. Pues algo así pasa en el libro, constantemente el autor te lleva adelante y atrás a su antojo.

El hecho de saber que Mario Casas ha rodado esta película como protagonista, no me ha hecho ninguna gracia. La imagen que me había formado de mi protagonista, nada tenía que ver con él, el mío era mucho mejor, mucho más atractivo, más alto, más guapo, más enigmático, más de todo. Así son las letras, te dan la oportunidad de crear tus propios personajes a tu medida. Lo siento Mario, eres mono, pero no tanto.

Y la nativa que han elegido para la película tampoco se acerca ni lo más mínimo a la espectacular mujer que yo había imaginado. En el fondo compadezco al responsable del Casting, pensando: “qué tenemos en el panorama nacional que cumpla con los requisitos?, este no, este es demasiado mayor, este tiene cara de malo, pues va a ser que tenemos a Mario Casas y a Mario Casas, adjudicado”. Creo que tendría que haber rebuscado un poco más, se le ha notado bastante que ha hecho el casting por internet.

En fin, centrándonos en el libro, tengo que reconocer que me lo he leído de un tirón, no en un solo día, pero si echándole horas y horas al asunto. Cuando alguien preguntaba dónde estaba, me encontraba leyendo el libro. “¿Otra vez estás leyendo?, te lo vas a acabar enseguida”. Y ciertamente así fue.

Como puntos a favor diré que se lee bastante bien, que las historias de amor que acontecen te atrapan, pero, que siempre hay un pero, el final no es de los míos. Señores, que he llorado y cuántas veces tengo que decir que no me gusta llorar en los libros, ni en ninguna parte, hombre!, que soy muy llorona y luego me dura bastante la congoja!!.

Es verdad que desde el principio se veía venir este tipo de final, pero siempre tienes la esperanza de que la historia de un giro inesperado y todo termine redondo, como a mi me gusta.

¿Que si lo recomiendo?, pues si hombre, léetelo y así lloras un poco, que viene muy bien para despejar las vías nasales y te deja los ojos limpios como la patena.

Libro. Cincuenta sombras de Grey.

cincuenta_sombras_de_greyA estas alturas habrá poca gente que no haya leído esta trilogía. Mi marido me regaló el primer tomo. En un principio estaba reacia a empezarlo. Había oído mucho sobre este libro. Por lo visto las mujeres se quedaban obsesionadas y vivían en un estado de eterna excitación.  Nunca me ha hecho gracia leer un libro con tanta expectación. Igual me ocurre con las películas, que si me hablan maravillas de ellas, temo quedar decepcionada. Te sientes condicionada, parece como si sólo fuera posible una única reacción. Prefiero no saber demasiado de un libro antes de leerlo.

Otra cosa que me preocupaba era reconocer públicamente que estaba leyendo 50 sombras de Grey. Pensarían de mi que era una sádica o una masoquista?. Por eso lo llevaba en una funda muy mona cuando lo leía en el metro. Podemos decir que tenía muchos prejuicios a cerca de este libro.

Un día decidí que era el momento de empezarlo. Estaba en mi poder hacía ya varios meses. Me llevé una grata sorpresa. No era lo que me esperaba. Pensaba encontrarme una historia sórdida entre dos adultos maduritos y lo que descubrí fue una novela romántica entre dos jóvenes. Ella de veintipocos y él no llegaba a los treinta. Un culebrón en toda regla. Para mí esta es la esencia principal del libro. Lo demás, la parte donde tienen relaciones no muy convencionales, no deja de ser un adorno más.

El hecho es que me encantó y me enganchó. Me enamoré del protagonista rápidamente. Era tal la perfección de este hombre-joven, que no era capaz de formar en mi cabeza una imagen de su cara.

Una vez que quedas atrapada en el primer libro, ya no tienes nada que hacer. Te compras lo dos siguientes y si hubiera habido 20 más, los 20 los hubieras conseguido. El primer libro no te da opción a quedarte ahí. Te deja en tierra de nadie. Es como si estás viendo una película muy interesante y se interrumpe por los anuncios. Es tal el desasosiego que te hacer ir a comprar al día siguiente los otros dos tomos. Creo que no he leído tantas horas seguidas en mi vida. Primero sólo leía en el metro de camino a la oficina, pero después seguía leyendo en casa y no veía el momento de irme a la cama.

Menos mal que acabó porque no se puede seguir ese ritmo mucho tiempo. Además de la historia de amor, el libro está lleno de acción y de intriga. No hay tiempos muertos de relleno. Antes de que termine una historia ya te está metiendo en otra.

Conclusión:  libro entretenido, con final feliz, con acción, con amor, con erotismo y con lectura amena. Qué más se puede pedir.

Libro. Cuatro días de enero.

cinco_dias_de_octubreAutor: Jordi Sierra i Fabra. El protagonista es un inspector de policía que se llama Miquel Mascarell. La historia transcurre en Barcelona, a finales de la guerra civil y la postguerra.

La portada que he puesto corresponde a uno de los libros de la colección. Me gustó porque es muy fácil de leer. En seguida empatizas con el protagonista y te cae muy bien. Es un hombre honesto de principios. Tiene que resolver un caso. Constantemente están pasando cosas y engancha bastante.

Empecé leyendo el tercer libro y en cuanto lo terminé, compré los anteriores. La verdad es que los puedes leer de manera independiente y no pasa nada. Al hacer esta reseña he visto en internet que ya hay dos libros más. Ahora me los tendré que leer.

Aquí os dejo los títulos, por si queréis seguir la saga.

  1. Cuatro días de enero
  2. Siete días de julio
  3. Cinco días de octubre
  4. Dos días de mayo
  5. Seis días de diciembre