Humor Amarillo en Madrid

¿Recordáis el mítico programa de la tele Humor Amarillo?, ¿ese en el que los concursantes tenían que superar diferentes pruebas y a veces llevar disfraces incómodos mientras luchaban unos contra otros?

Pues este fin de semana he podido disfrutar del Humor Amarillo en Madrid. Cierto es que ha sido un Humor Amarillo en versión low cost, porque ni había tantas pruebas con las que lidiar, ni eran tan sofisticadas, pero la diversión ha estado asegurada.

Todo empezó a raíz de una frase sugerente:

Cariño, hemos quedado este fin de semana para comer en casa, seremos unos 20, mira a ver qué se puede hacer por aquí cerca antes de comer.

El resultado, una actividad de Humor Amarillo para disfrutar conjuntamente padres e hijos.

Lo primero que nos dijo la monitora de la actividad, es que había que hacer dos equipos y ¿cómo no?, un equipo fue el formado por los padres y el otro por nuestros amantísimos hijos, unos hijos en su mayoría adolescentes, llenos de energía, fuerza y agilidad.

En el equipo de los padres teníamos fuerza, teníamos velocidad y teníamos inteligencia, pero lo que no teníamos era la fusión de todas esas cualidades en una única persona, con lo cual la contienda se presentaba difícil, pero no imposible.

El equipo de los hijos consiguió ganarnos en el twister, haciendo uso de la ventaja de la flexibilidad, pero los padres nos impusimos en el tangram, demostrando que la edad es un grado y nos dota de extremada sabiduría.

Volvimos a perder en el combate de equilibrio, pero en la lucha cuerpo a cuerpo ganamos por goleada y en la prueba de vestirnos con el traje de sumo a la velocidad del rayo, también. Son muchos años de experiencia en nuestro haber, vistiendo a niños a toda prisa para no llegar tarde al colegio.

Así que fue una disputa muy reñida e igualada, aunque nosotros volvimos a casa con torceduras, dolores musculares, moratones y el orgullo algo herido, mientras que ellos terminaron frescos como una rosa.

No hay muchas actividades divertidas en las que padres e hijos adolescentes o casi, puedan disfrutar a lo grande, yo la recomiendo totalmente. También te digo que voy a dejar pasar un tiempo antes de repetirla, no vayamos a forzar la máquina…

Os dejo el link de la empresa organizadora como nota informativa:

https://www.nonamesport.net/actividades/humor-amarillo-madrid/

Paseo en segway para empezar el año.

segway_cordoba

¿Qué se puede hacer para estrenar el año?, pues pasear en segway. ¿No sabes lo que es?, el nombre no da muchas pistas, pero si te digo que es el artilugio que usan los guardias de seguridad en los centros comerciales, seguro que ya te viene una imagen a la cabeza.

A mi siempre me han dado mucha envidia, ellos ahí subidos, a toda pastilla por los pasillos del centro comercial. También envidiaba a las patinadoras del Carrefour, deslizándose por ese suelo tan liso y resbaladizo, todo un gustazo.

Total, no puedo sacarme todas las espinitas de una sola vez, pero de una en una si. Así que para ir tachando envidias de la lista, he paseado por Córdoba en segway, junto con la familia. Ibamos en fila india, unos detrás de otros, abriéndonos paso haciendo sonar el timbre, ring!, ring!, que voy!.

Una experiencia divertida, una manera diferente de pasear por la ciudad. Hicimos una ruta de solo 30 minutos, poca cosa, suficiente para probar el chisme. He decidido hacer cosas de turistas cada vez que sea posible. El hecho de vivir en una ciudad no tiene por qué ser contrario a disfrutar de una oferta que está enfocada a los turistas.

Un año dimos un paseo en coche de caballos. Lo que más gracia me hizo es que el señor cochero, aunque le dije por activa y por pasiva que era cordobesa, le dio lo mismo y siguió con su explicación como si se tratase de una extranjera cualquiera, “a la derecha calleja mora, a la izquierda monumento a Manolete, en frente la iglesia de Santa Marina, iglesia de toreros”. Pues muy bien señor cochero, me doy por requeteenterada. Dicen que el saber no ocupa lugar, pero cuando esa sabiduría ya ocupa un espacio, las repeticiones dónde se guardan, encima?, se sobreescriben?, se sustituyen por una versión posterior?, se omiten?. Yo por si acaso desconecté el oído a la primera de cambio, por miedo a sobrecargara del sistema, que lo tengo muy delicado en cuanto a información se refiere.

Puede que la siguiente turistada que haga sea pasear en bicicleta eléctrica o montar en el autobús turístico descubierto, lo estudiaré.

¿Y vosotros, cómo habéis empezado el año?, ¿sois de hacer turistadas o sois de los que se ríen de los que las hacen?.

Feliz Año.