Archivo de la categoría: Bricolaje

El tamaño SI importa

Estándar
  • Pero bueno, ¿que esta Sensi nos va a hablar ahora de sexo o qué?
  • ¿Por qué lo dices?
  • Hombre, mira el titular, que va a ser si no.
  • Pues se me ocurren muchas cosas, mal pensada.
  • ¿Como qué?

Vale, dejo ya de hablar conmigo misma y me doy la vuelta para contároslo a vosotros. El tamaño importa y mucho. Un día vino a casa un albañil y sacó de su caja de herramientas un metro, pero no un metro cualquiera no, uno de profesional, de los que tienen cinco metros o más. Me dejó impresionada. Miraba su metro, luego miraba el que tenía yo, un pobre metro delgaducho, sin fuerza, finito, de tan solo 3 míseros metros y daba pena penita, por no decir, vaya mierda de metro.

metro¿Que por qué importa el tamaño?, pues te lo digo ahora mismo. El señor albañil sacó su metro, que se mantenía erguido a pesar de extenderlo y extenderlo, y sin necesidad de ayuda, llegaba a todos los rincones. El mío sin embargo, en cuanto lo extendía un poco, se venía abajo como una raíz en busca de agua. Estaba claro, para ser feliz necesitaba un metro profesional. ¿Por qué será que todo lo que va acompañado de “profesional” es mucho mejor que lo de aficionado?, a cualquier artículo le pones la coletilla “profesional” y automáticamente se convierte en una maravilla.

  • Señora, aquí le traigo el secador 2000
  • No se, no se, para qué quiero yo tantos ceros
  • Un secador profesional
  • Ah bueno, entonces me lo llevo que debe ser bueno

Si es que caemos siempre en la misma trampa. Seguro que el secador hace el mismo ruido que uno profesional, pero seca menos que uno de aficionado, vamos, una ganga.

Otro ejemplo importantísimo donde el tamaño SI importa: el palo de escoba. Si, ríete, ríete, pero se han dado casos de lesiones irreversibles por usar un palo demasiado pequeño. Yo no soporto los palos de escoba cortos, los odio. ¿Acaso no se han dado cuenta los fabricantes de palos, que la media de altura en España ha cambiado?, ese palo estaba bien para mujeres como mi madre, pequeñaja pero matona que no llega a ningún estante de mi cocina, pero para personas de hoy en día, por Dios, que no vale tanto poner unos centímetros más, hay que ser ruin!!!.

Y aunque no venga a cuento, os diré que el otro día me compré un palo pértiga de cinco metros, toma pastillas de goma ¿Para qué?, mira que estás preguntón, eh?, pues para qué va a ser, para llegar a sitios muy altos, no va a ser para saltar a la pértiga, que tienes cada cosa.

¿Te he convencido ya con mis argumentos?, ¿no?, pues vale, tu sigue con el metro esmirriado que no levanta cabeza y con el palo corto destroza espaldas, que yo me quedo con los de “profesional”.

Y hasta aquí mi consejo de hoy.

Anuncios

Cómo enmarcar un cuadro por muy poco dinero.

Estándar

hacer_marco_para_lienzo

Por si no tuviera poco con mis tareas diarias, se me ocurre enmarcar un cuadro. Si es que me encanta ahorrarme un dinero, aunque eso me suponga mucho tiempo y esfuerzo. Es como la satisfacción de la autosuficiencia. En fin, cosas mías. Vamos a lo que vamos.

Os voy a mostrar cómo con un par de listones de pvc, de esos que sirven par remates de esquinas o remates de lo que sea, se puede enmarcar un lienzo. Hago hincapié en lo de lienzo porque este invento solo sirve para cuadros que tienen un grosor, no podremos hacerlo para una lámina o una pintura hecha en madera fina.

No necesitas grandes herramientas, de hecho, no necesitas ninguna. Un lápiz, unas tijeras, un cuchillo, una regla y listo.

Si tienes un cutter de esos fantásticos, que cortan con solo mirarlos, pues mejor que mejor. Yo creo que tengo uno, lo que no se es dónde. No hago nada más que comprar utensilios y luego no soy capaz de encontrarlos. Vale, tampoco es que lo haya buscado mucho, vamos, que no lo he buscado, me ha resultado mucho más fácil abrir el cajón de los cuchillos y coger el de pelar patatas, ese siempre corta bien.

Marcamos en el listón un ángulo de 45 grados y cortamos con las tijeras o lo que tengas a mano. Como diría mi madre: “¡ya me estás cogiendo las tijeras buenas para cortar cartón, luego no cortan bien!”. Si, mamá, estoy cogiendo las tijeras buenas de coser para cortar pvc, volviendo a mis viejas costumbres. Si es que es de cajón, no voy a coger las tijeras malas, las que no cortan nada, para cortar algo, lo más fácil que me puede pasar es que me corte un dedo o que las tijeras salgan despedidas de tanto apretar y se me claven en algún sitio desafortunado.

Consejo, no cojas las tijeras buenas, coge mejor el super cutter que no sabes dónde está.

marcar_regla

La única dificultad está en medir bien. Mejor pasarte que quedarte corto. Si cortas el listón demasiado largo siempre puedes rectificar, pero si lo cortas de más, eso ya no hay quién lo arregle, lo vas a tener que tirar y apañar otro nuevo.

cortar_escuadras

Una vez que hayas cortado el listón, lo puedes igualar un poco con el cuchillo de las patatas. No es imprescindible que sea el de las patatas, puede ser el de las zanahorias. Ah!, y no te cortes un dedo, que el marco es blanco y la sangre sale muy mal.

Solo queda pegar los listones al lienzo y ya está. Yo creo que no me ha quedado mal, ha quedado aparente y ha sido muy barato. Creo recordar que el listón me costó un euro. Ya se, ya se…, tengo que añadirle el coste del pegamento, el desgaste de las tijeras, el desgaste del cuchillo, el tiempo invertido y la limpieza del lío que montas, pero…qué bien me ha quedado!.

Lienzo_enmarcado

Soporte magnético para tu smartphone.

Estándar

magnetic_supportYa se que he dicho que iba a estar algo ocupada, pero esto no me llevará mucho tiempo.

El otro día compré un soporte magnético para mi teléfono. ¿Que para qué?, pues para dar solución a mis ocurrencias. El caso es que necesitaba algún invento para colocar el móvil en el salpicadero del coche, así que fui al hiper que tenía más cerca en ese momento y compré un pequeño artilugio, consistente en un imán con adhesivo para pegarlo al salpicadero del coche y dos bandas metálicas para pegarlas en la funda del móvil o en el propio móvil.

uso_magnetic_supportTodo muy bien, muy práctico, muy fácil, muy bonito, pero entonces vino la pega.

Abro el paquete, saco el imán y cuando me dispongo a pegarlo en el lugar que te sugiere la bonita foto, resulta que mi coche no tiene ni un puñetero hueco en esa zona. Tengo la radio, los botones de la radio, las rejillas por donde sale el aire, la ranura para el Cd y el volante. Pues bien empezamos.

salpicadero_coche

La verdad es que el inconveniente me hizo dar con una solución mejor. Puse el imán en la parte horizontal del salpicadero, utilicé una vieja funda de mi móvil, la pegué con el pegamento que te deja siempre restos en los dedos más duros que una piedra, bien lo sabe cmacarro, y le puse las bandas metálicas. Asunto resuelto.

Bueno, bueno, bueno, qué soporte más profesional tengo ahora!. Cada vez que ponga el navegador en el coche, no tendré que mirar de reojo al hueco del cenicero, que es donde lo ponía siempre. Podré ver lo que me dice la señora del navegador y tendré menos dudas. No creo que esto me libre de coger la salida equivocada porque la señora esa se suele explicar muy mal.

funda_soporte_movil funda_soporte_movil_salpicadero

Mi vida ha mejorado enormemente y no quería dejar de compartir esta estupenda experiencia con todos vosotros.

Si no tenéis una funda vieja que estropear, no merece mucho la pena, porque entre el imán que vale unos 11 euros y la funda que son otros 10 o más, la broma te sale cara.

Seguro que nadie tiene un soporte tan molón como el mío y si lo tiene, pues me alegro por él que no soy envidiosa.

¡Oye tu, haz el favor de buscarte otro soporte que la idea fue mía!, ¡copiota!.

Cómo arreglar una lámpara de metal.

Estándar

 lampara_rota_detalle lampara_rota

Se me ha roto mi bonita lámpara de Luna, la soldadura no estaba muy allá y se le ha caído el cabezón a un lado.

Llevo viéndola así con este aspecto tan triste muchos días, tantos, que ya casi me había acostumbrado. Pero hoy me he levantado con ganas de bricolaje, la voy a arreglar, de hoy no pasa.

Lo primero que hay que hacer es ir a por la caja de los adhesivos donde tengo pegamentos de todo tipo. Pegamento para pvc, pegamento de contacto ultraresistente de tamaño mini, silicona blanca, más silicona blanca, ¿otro bote de silicona?, ¿pero qué me pasa con la silicona?.

¿No os ha pasado alguna vez que se os queda información pegada en el cerebro?. Anotas mentalmente “comprar silicona blanca” y aunque la compres, la tarea sigue quedando pendiente de por vida. Me suele pasar también con los espárragos blancos, con las latas de atún y con el melocotón en almíbar. Por alguna razón, en cuanto me descuido, cuando estoy haciendo la compra, lo hecho al carro en el último momento. “Ay, mira, espárragos, creo que hacían falta”. Por Dios, que alguien limpie los datos pegados de mi cabeza, ya no me caben más botes de espárragos.

Por dónde iba, ah si, también tengo el famoso adhesivo no más clavos, imprescindible en cualquier hogar, lo uso para todo, no solo para pegar madera que sería desperdiciar su potencial. Siempre procuro tener de sobra, como los espárragos. Qué más hay?, mucha cinta americana, cinta aislante. Parece que hay de todo menos de lo que necesito ahora mismo, que es pegamento para soldar en frío metales. ¡Vaya leche en vinagre!, pues la quería arreglar hoy. No me digas que tengo que ir a la ferretería. Ya se me ha fastidiado el momento bricolaje. Bueno, luego lo pienso, ahora voy a dejar la lámpara colocada y cuando tenga el pegamento, la remato.

¿Con qué la sujeto para que no se le caiga el cabezón?, ah si, con mis amigos los libros.

lampara_sujeta_con_libros

Adoro los libros, donde se ponga un buen papel que se quite el digital. Hay que tener libros de todos los tamaños, para poder ir adaptándolos según las necesidades.

Realizamos una última comprobación con el nivel para asegurar su verticalidad, no queremos que la lámpara nos quede ladeada o mirando hacia abajo.

nivelar_lamparaSe ve perfectamente que la burbuja está en su sitio. Ya tenemos la lámpara preparada para el adhesivo, adhesivo que no tengo.

Voy a mirar otra vez en la caja, tiene que haber algo que me sirva. Le voy a untar un poco de esto a ver si funciona. Puf, fatal, parece que se va resbalando hacia abajo, ahora voy a tener que limpiarlo todo. Muy bien Sensi, te encanta trabajar de más, no sabes esperar, doña prisas.

Vale, lo dejo, mañana iré a por el pegamento. Ahora os tendréis que creer que consigo dejarla como nueva y listo.

¡Qué bien me va a quedar!.

Y si le unto esto otro….

Cómo instalar una mosquitera de persiana.

Estándar

mosquitera_persiana

Ya se lo que vas a decir, que a buenas horas vengo a hablarte de instalar una mosquitera, justo ahora que ya se está acabando el verano y los mosquitos andan buscando bufandas y preparando su casita para pasar el invierno.

Puede que tengas razón, pero una mosquitera no solo sirve para evitar que entren los mosquitos, también evitan que entren las hojas de los árboles en otoño, son estupendas en primavera para impedir el paso de bolas de polen que flotan en el aire y evitar que entren avispas despistadas. Otra razón por la que son muy útiles, y puede que con esto te convenza, es para ponerte a salvo de posibles colillas voladoras que provienen del vecino de arriba. Ya estás haciendo ojillos, te tengo medio convencido.

Como ya estás en el bote, te voy a contar con qué problemas te puedes encontrar a la hora de elegir tu mosquitera de persiana.

En tu centro de bricolaje encontrarás dos tipos de mosquiteras de persiana. Las primeras te prometen el oro y el moro, te aseguran que no tendrás necesidad de hacer agujeros en la pared porque, atención, esta supermosquitera lleva incorporados unos adhesivos milagrosos que harán que la mosquitera se pegue al hueco de tu ventana. No te creas ni un pimiento, mienten como bellacos. ¿Te fiarías de unos adhesivos de mierda que van a estar expuestos a la intemperie?, yo no. No conozco ningún adhesivo que me haya durado toda la vida. Las perchas con adhesivo se caen, los topes para puertas con adhesivos se despegan, las molduras con adhesivo que se colocan para unir el suelo del salón con el de la cocina se levantan. Pues eso, que no pondría la mano en el fuego, que es puro marketing, mentiras de anuncio.

Pasamos a la segunda opción, la menos atractiva porque supone más trabajo, las mosquiteras que necesitan agujerear la pared. Donde se ponga un buen agujero con su taco que se quiten las tirillas de pega que no pegan.

Como es normal, no vas a encontrar justo la mosquiera al tamaño de tu ventana, eso sería demasiado fácil. No hombre, todo lo que tienes que hacer tu mismo requiere un esfuerzo. Yo creo que los fabricantes lo hacen aposta, hacen las moquiteares más grandes para que las tengas que cortar por narices, para joder un poco, para fomentar la contratación de instaladores profesionales, para disuadir a los comodones. No es mi caso, a mi no me disuade nadie, lo siento por los señores profesionales del sector, pero es que cobran un pastizal por instalar una mosquistera, sale muy caro tener la piel libre de picaduras. Prefiero comprarme un lote entero de crema para evitar las picaduras y otro lote de crema para aliviarlas, por si el primero falla, ahorrándome un dineral.

Total, que el beneficio obtenido frente al dinero invertido no acababa de compensarme, así que decidí instalarlas yo misma y me hice con 3 mosquiteras.

Desembalamos la primera. No le quites el plástico a todas las mosquiteras que hayas comprado que te veo venir, que crees que por desembalarlas todas, las vas a instalar antes. Mira primero si eres capaz de instalar una y luego te lías con el resto.

Leemos las instrucciones. Las instrucciones suelen consistir en un papel miserable donde no se aclara nada y en un par de dibujos donde no se aprecia nada. Y lo mejor de todo es el tiempo estimado para la instalación, 15 minutos. ¿15 minutos?, aquí si que el señor del marketing se vino arriba. Chaval, sabemos que mientes, pero te has pasado. Voy a hacer una estimación por lo alto. Desembalar 1 min, leer instrucciones 2 min (son cortas, pero como no hay quien las entienda hay que invertir más tiempo en releerlas), sacar las herramientas necesarias para la instalación, 15 min. (no todos los días usas el taladro, el destornillador automático que siempre está sin batería, la sierra de calar que tiene la hoja para madera y que tienes que cambiar por la de metal), el metro, el lápiz…en fin, que ya llevo 30 minutos y todavía no he hecho ni un puñetero agujero.

Vale, eso es lo normal, esto pasa en la primera, las otras ya son coser y cantar. Vamos al lío. Medir, apuntar, marcar y cortar. Una cosa muy importante a tener en cuenta, el hueco de tu ventana nunca es perfecto.

  • – El mío si-
  • – No te lo crees ni tu, mientes más que el señor de la mosquitera adhesiva –

Los huecos de ventana tienen orografía propia, tienen montañas, depresiones, incluso cordilleras.

Al presentar el tambor de la persiana (me gusta mucho esta palabra, jerga de entendidos en bricolaje), en la parte superior del hueco de la ventana, descubres que el hueco de tu ventana es una chapuza, no está a nivel, la burbuja del nivel no está en el medio, la muy mala se ha desplazado a un lado. Endereza el tambor hasta que quede horizontal, marca y quítalo. Ahora haz los agujeros pertinentes y a volar.

Siguiente paso, instalar las guías. Esta parte es la más fácil, sobre todo porque la gravedad no te está haciendo la puñeta. No es lo mismo sujetar algo que está en vertical, que un tambor por encima de tu cabeza, marcando con una mano y sujetando con la otra, procurando que no se te caiga en la cabeza. Las guías son mucho más agradecidas, ellas se suelen estar quietecitas donde las pongas, son buena gente. Así que las presentas y marcas la situación de los agujeros.

Y ya está, ya la tienes. Imagino que has hecho los agujeros donde marcaste, pusiste los tacos y atornillaste, que no te lo tendré que explicar todo, no?.

detalle_mosquitera_prsianaPues te mentí, no has terminado del todo, en teoría si porque has seguido todos los pasos de las instrucciones, pero como el hueco de tu ventana tiene un descuadre mayor que las cuentas de Bárcenas, te han quedado unos espacios alrededor de las guías y el tambor por el que caben moscas, mosquitos, abejorros, hojas y hasta gente.

Lo que hay que hacer es rellenarlos con silicona blanca. La silicona blanca es una maravilla, vale para todo, aunque huele bastante mal y corres el riesgo de pillar un colocón de mucho cuidado.

Ahora si que si, mosquitera instalada. Te alejas, la admiras de un lado, de otro, de cerca y suspiras de satisfacción. Y como te has quedado algo molida y te duelen las piernas de andar de cuclillas por el hueco de la ventana, el resto de las mosquiteras las instalas otro día.

¿Te animas a instalar la tuya?.

Cómo desatascar un lavabo.

Estándar

1_Lavabo_atascado

Hoy he tenido que realizar una tareílla de mantenimiento en casa, desatascar el lavabo del baño.

Puede que alguna vez os pase y puede resultaros interesante cómo lo he solucionado. Y si no os resulta interesante, igualmente os lo voy a contar, no hay manera de librarse.

3_Quitar_tapon_desagüeEn primer lugar intentaremos solucionarlo de la manera más sencilla, que es quitar el tapón del desagüe y ver si hay algo sospechoso que impide el paso del agua. Cuando digo algo sospechoso, me refiero a millones de pelos, alguna horquilla que se ha colado, un bocadillo de salchichón, cualquier cosa.

Seguro que algo sacáis. El que hurga, encuentra.

Como da un poco de asquito la suciedad que te vas a encontrar, se me ha ocurrido coger un destornillador grande, enrollarle una toallita wc, introducirlo en el desagüe e intentar dejarlo medianamente limpio. Para una vez que quito el tapón, ya aprovecho y lo dejo como una patena.

4_Limpiar_desagüe 5_Desagüe_limpio

Y efectivamente, lo he dejado reluciente. En su vida ha estado tan limpio y no se si alguna vez más lo estará.

Ahora toca dejar correr el grifo y ver si lo hemos desatascado y el agua corre sin problemas. Ohhh!, no ha sido suficiente. Hay que seguir con la fase número dos, quitar las tuberías.

2_Barreño_debajo_lavaboAntes de ponerte a desenroscar tuercas como una loca, pon un barreño debajo, porque si no el agua acumulada en la tubería caerá al suelo. Ya se que es de cajón, pero no está de más advertirlo.

En este caso hay dos tubos unidos con un codo. Desenrosco y limpio en profundidad.

Efectivamente había cantidad de roña acumulada, porquería de la que no me quiero acordar y que he tenido a bien no fotografiar para no herir la sensibilidad de los lectores.

Cuando hemos dejado los tubos requetelimpios, hay que volver a colocar cada cosa en su sitio. Lo que pasa siempre que quitas un tubo, es que cuando lo vuelves a poner, queda holgura y el agua se sale por las juntas. Para evitarlo, vamos a poner un poco de teflón en los extremos para que el agua no tenga narices de escaparse por ningún sitio.

7_Poner_teflon_tubería 8_Colocar_tuberias

Volvemos a colocar el codo y los tubos y en teoría, hemos desatascado nuestro lavabo.

Tenemos que hacer la prueba de fuego, que es dejar correr el grifo y ver si efectivamente el agua fluye sin problemas.

9_Lavabo_desatascado Y como diría un francés,  – et voilà, c´est fini – (que se acabó, que listo, que finiquitado)

Anécdota en la ferretería.

Estándar

cara_sorprendidaAunque voy a quedar como una tonta pelá, os tengo que contar lo que me ha pasado hoy en la ferretería.

Os he comentado que tenía en mente un proyecto de bricolaje. Quiero hacer unos cajones para guardar los pendientes, pulseras y collares. Pues hoy me he pasado por un mini centro de bricolaje en un centro comercial y he comprado un tablero de contrachapado.

Como soy más chula que un ocho y muy burra, le he pedido al señor un tablero entero, que por lo visto medía dos metros de ancho por dos y medio de largo. El señor me ha preguntado que si lo quería cortar y yo voy y le digo que no, que me lo llevo tal cual.

Imaginaos lo manejable que era llevar un tablero de ese tamaño por el centro comercial. He salido de la tienda tan pancha, con mi tablero debajo del brazo, bajando por las escaleras mecánicas como si llevara una carpeta de colegiala.

El primer problema lo he encontrado al entrar al parking. Las puertas no se abrían porque el tablero iba por delante de mi. Tropezaba con la puerta antes de que el detector supiera siquiera que yo iba detrás, sujetando el tablerito. En este momento, un señor ha estado hábil y me ha ayudado, acercándose al sensor para que la puerta se abriera. Muy agradecida.

Luego he llegado a mi coche, un utilitario de tamaño medio. He plegado los asientos y cuando me he dispuesto a meter el tablero…..ja!, no cabía de ninguna de las maneras. Imagino que vosotros a estas alturas de la historia ya os suponíais que esto iba a pasar. Pues yo ni lo vi venir. Era tal mi optimismo que pensé que mi coche se lo cargaba todo.

Después de pensar,” no soy más tonta porque no practico”, me quedé un rato meditando. Estaba claro que tenía que volver para que me cortasen el tablero y poder así meterlo en el coche. Pero solo de pensar que tenía que desandar lo andado me daba algo. Otra vez la puerta del sensor, otra vez la escalera mecánica, otra vez la gente mirando y lo peor de todo, la cara del señor cuando me viera aparecer con el tablero. Si es que estoy contribuyendo a la imagen de mujer inútil en una ferretería y eso es lo que me mata por dentro.

No he tenido más remedio que comerme mi orgullo y volver con cara de tonta, roja como un tomate, y pedirle al señor que me descuartizara el dichoso tablero en cuarto y mitad, en una cosa manejable. Ya me había hecho la chulita bastante, ahora era momento de salir con las orejas gachas.

Todavía no he descargado el tablero del coche, sigue en el maletero. Mañana ya si eso lo saco, tampoco hay prisa.

En fin, sentía la necesidad de compartir mi metedura de pata con todos vosotros, para que os echárais unas risas y pasárais buena tarde.