Archivos Mensuales: marzo 2018

Tocando el piano

Estándar

Como lo prometido es deuda, he decidido compartir con vosotros mis progresos tocando el piano.

Por si hay algún despistado en la sala, os pongo en precedentes. Me regalaron un piano estas navidades. Siempre he tenido inquietud por aprender a tocar instrumentos. Probé suerte con la bandurria cuando tenía 10 años y estuvo bien mientras duró, aunque reconozco que ahora no le veo mucha salida a tocar la bandurria, sobre todo teniendo en cuenta que las canciones que aprendí en su momento fueron, Clavelitos, Cielito lindo y otras más relacionadas con la Tuna. En aquel entonces, creí que algún día tocaría en una Tuna, pero nunca sucedió y la pobre bandurria terminó arrumbada en un rincón.

A los 25, más o menos, lo intenté con la guitarra. Estuve recibiendo clases un tiempo, pero no llegué muy lejos. Aprendí a tocar algunas canciones de rock y blues, porque al profe le encantaba, pero a mi esas canciones nunca me llegaron al corazón. Lo que yo quería era aprender a tocar acordes para cantar con la guitarra. Pero nada, el profe decía que eso era muy sencillo y que había que ir al fondo de la cuestión para aprender a tocar bien la guitarra. Total, que cada vez me fui motivando menos y terminé abandonando. Todavía sigo sin saber pasar de un Do a un Fa sin tardar una eternidad.

Y ahora le ha tocado el turno al piano, al instrumento por excelencia, y no porque lo diga alguien, sino porque simplemente es lo que creo. Tocar un piano de cola es increíble, es tan majestuoso y tiene tan buena sonoridad, que impresiona. A mi me impresionó la primera vez que toqué uno.

Solo llevo recibiendo clases desde enero, pero creo mi progreso es adecuado. Estoy preparando la canción de La Bella y la Bestia, para tocarla en el festival que celebra la escuela de música a la que acudo. Es un festival íntimo, donde solo asistimos los de la escuela y algún familiar. En fin, espero no ponerme demasiado nerviosa y equivocarme lo menos posible. He grabado la canción en casa, para compartir con vosotros mis aficiones musicales. En casa todo es más fácil, no hay presión y nadie te juzga.

Aquí os dejo el video.

Anuncios