Otoño. Look-98. Camisa vestido

Creo que un de los mayores placeres que hay en la vida, es poder tomar el sol en otoño. Es un sol cálido, que para nada quema, reconforta y te hace sentir la persona más afortunada del mundo.

Siempre que puedo, aprovecho esos rayos de sol mañaneros. Hoy he comido en el jardín y ha sido increíble, disfrutando de una copa de vino blanco bien frío y después un café en una de mis tazas coloridas. La amarilla ha sido la elegida hoy.

Otro de mis momentos de mayor satisfacción, es desayunar al aire libre. Vaya, parece que todos mis placeres tienen que ver con la comida. Un desayuno de los de verdad, con un buen vaso de zumo, un café y unas tostadas bien grandes, con su aceite, su tomate y su jamón, ¡Dios!, qué gloria bendita.

El sol me da la vida, me da energía, me activa, me incita a pensar nuevos proyectos y me da pequeños momentos de felicidad. Disfrutaré de él mientras pueda.

¿Qué pequeños placeres confesables tenéis vosotros?, venga, suéltalo.

Anuncios

26 comentarios sobre “Otoño. Look-98. Camisa vestido

    1. Una de las cosas que me llamó la atención cuando fui a Londres, es que había señores que alquilaban tumbonas en el parque, orientadas al sol. El señor se pasaba todo el día cambiando las tumbonas de sitio, para que siempre estuvieran en el sol. El sol es un bien muy preciado, sobre todo por aquellos que solo lo ven en pintura. 😀

      Le gusta a 1 persona

        1. Jajajaja, bueno, aquí nos peleamos por los bancos en el parque. Más de una vez he estado tranquilamente disfrutando de un banco en el parque y se me ha sentado una señora al ladito, qué coraje me da, se que el banco es de todos, ¡pero que se busque otro! 😀😀😀

          Le gusta a 1 persona

  1. Así vienen luego los catarros… mi pequeño placer confesable es acercarme de vez en cuando a mi gimnasio favorito (el Burguer King) y comerme una doble whopper o a otro de estos de buffet libre (ahora no recuerdo el nombre, yo le llamo “El paraíso del fartón” y arruinarlos comiendo de todo)

    Le gusta a 1 persona

  2. Al ser confesables no meteré los no confesables, lo de los rayos del sol me da vida como a ti al igual que el comer jajaja que se te ha notado, el quitarme unos zapatos de tacón si tenía un compromiso, o el sujetador al llegar a casa, el llevar varios días estreñida y que Hamilton logre salir de la pole, el fumarme un cigarro, o tomarme un café, comer chocolate ainsssssss que gusto da llenar la vida de placeres.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajaja, tampoco estuve al sol toda la mañana, solo un ratito, pero un ratito muy majo. Ya sabes que hay mucho de postureo en esa foto. Estaba tumbada cuando se me ocurrió compartir el momento, me levanté, busqué el palo selfie, estudié el mejor encuadre y por último hice la foto. También podría decir que estaba tomando el sol cuando Pincher me hizo una foto para inmortalizar el momento, podría colar. 😀

      Me gusta

  3. me quedo con tu primer párrafo … a mi me pasa lo mismo. Me encanta sentarme al sol del otoño.
    Ah, de tu pregunta final … pssssss, ni mú a nadie … bueno, a lo mejor te lo digo … vale, has acertado.
    Gracias por tu actitud, Sensi … eres estupenda.
    Feliz noche

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s