Cama elástica – La croqueta voladora

Aunque no siempre cumplo con los objetivos que me fijo, en este caso no podía fallar. Dije que tenía intención de dar una voltereta en la cama elástica y que lo compartiría con todos vosotros, y eso he hecho.

Realmente no es una voltereta propiamente dicha, creo que se parece más a una croqueta voladora. En una voltereta convencional, despegas del suelo, realizas la pirueta y vuelves a caer en el mismo sitio. En mi caso la cosa no ha sido así, pero no me quito mérito, porque lanzarse al vacío tiene su miga, la mente te manda mensajes de aviso, de cobardía y te recomienda que no lo hagas. Y ahí estás tú, luchando con la mente y ordenando al cuerpo que haga algo que no quiere hacer.

Así que al margen del resultado, el logro en sí es el haber superado el miedo y haber sido capaz de volar en el aire.

Sin más dilación, os presento la croqueta voladora.

 

Anuncios

24 comentarios sobre “Cama elástica – La croqueta voladora

  1. ¡Lanzarse al vacío! Ni que te hubieses tirado del helicóptero cuando los llevan a eso de la isla. Te pongo un 5 pelado por vencer tus miedos y por que también comprendo que no puedes pillar mucha altura por aquello de no aparecer en el patio del vecino en un descuido 🙂

    Le gusta a 2 personas

    1. ¿Un cinco?, pero mira que eres rata, ¿dónde quedó eso del esfuerzo, la intención?, no te puedes quedar en la superficie, en los simples resultados, el mérito no es llegar a la meta, sino recorrer el camino ¡Ahora parezco un guía espiritual! Está claro que me falta técnica, ser autodidacta es duro, un buen profesor no me habría venido mal.

      Le gusta a 2 personas

  2. Empecemos por el principio ¿sacabas buenas notas en Gimnasia? una volterera en el aire es dar un vuelta sobre si mismo, para eso hay que coger cierta y tener elasticidad. Claro que en una superficie inestable es más complicado.

    Confiesa, no te de vergüenza. Yo era del pelotón de los patosos, de esos de cuando tocaba salto de longitud o bien pasaba corriendo sin saltar nada o saltaba un metro como mucho y en el prington (o como se llamase) y el caballo era un poema verme. ¿Eras de los mios o no?

    Le gusta a 1 persona

    1. Nunca he hecho gimnasia. Si te refieres al deporte, siempre me ha gustado. En el instituto hacía atletismo y ganaba carreras de velocidad, además de practicar baloncesto, voleibol, bádminton y todo lo que me ponían por delante. La elasticidad no es una de mis cualidades, soy como un tronco, casi no llego al suelo con la punta de los dedos. Siempre he sido muy deportista, tuve un gran parón durante la crianza de niños, pero eso ya es historia. Considero que no soy patosa, pero tengo mis limitaciones y hay cosas que ya no llegaré a aprender ¿He satisfecho tu curiosidad?

      Le gusta a 1 persona

      1. Pues si. Gracias Sensi, ahora mismo voy a apuntar estos datos en la ficha que tengo sobre ti 🙂

        PD. Debo ser muy mayor, porque en mi época, los hombres al menos, teníamos que hacer esas cosas que te conté. Bueno también hacíamos baloncesto por obligación y más tarde recuerdo que me dio por el tenis por gusto durante un par de años. Ahora quieren meterme con el golf, un deporte aparentemente tranquilo para vejestorios como yo, pero no es lo mio, la bola nunca va para dónde yo quiero que vaya.

        Le gusta a 1 persona

        1. ¿Tu también con fichas?
          No eres tan mayor, en mi colegio también había potro y plinto, pero no se usaba casi nunca. La gimnasia del colegio era de risa, mi profesora hacía una tabla de ejercicios de coordinación con falda y tacones y después nos dejaba jugar a lo que quisiésemos. Si llovía no había gimnasia y si alguna asignatura iba con retraso, se cogía la hora de gimnasia para adelantar. Me rompí la muñeca en el último curso de colegio porque un profesor, tuvo la genial idea de poner como meta de una carrera de velocidad, el muro. Llegué la primera, pero al frenar con las manos, una de mis muñecas no lo superó. No supe lo que era hacer ejercicio de verdad hasta llegar al el instituto.
          Ten cuidado con las bolas de golf, son duras de narices.

          Le gusta a 2 personas

        2. Claro, yo te hablaba del instituto. Tendré cuidado, sobre todo porque no pienso practicarlo, lo único que hacía ahora es andar y para colmo me dijo la médica que nones, que bajase el ritmo.

          Le gusta a 1 persona

  3. Niña, prueba más que superada !!! ¿Pero no habéis visto el modelazo que se ha puesto para la presunta voltereta ?
    Bueno, bueno, con el top sin un hombro lo has hecho de Sobresaliente.
    Vamos que te vestiste como los de patinaje artístico que por si la cosa no fuese suficientemente dificil, llevan unos trajes imposibles.
    Sensi, que te has puesto el listón muy alto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajaja, qué optimista. No sabes el miedo que da lanzarse al aire. Cuando ves el resultado en el video, parece una chorrada, pero hacerlo es otro cantar. Bueno, hablo desde mi punto de vista, que alguien con un poco de soltura lo haría sin problemas, mi hijo sin ir más lejos lo hace genial.😀

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s