Consejos para realizar la entrevista perfecta

Estándar

entrevistaTienes una entrevista de trabajo y quieres dar buena impresión, no solo eso, quieres conseguir el puesto de trabajo. Aunque el sentido común siempre ha sido tu gran aliado, de repente te asaltan dudas sobre si tendrás todo controlado o si cometerás algún error.

Entonces es cuando te pones a bucear como un loco en el mar de internet, a la caza y captura de sabios consejos que te ayuden a realizar la entrevista perfecta y esto es lo que encuentras:

Consejos para realizar la entrevista perfecta

1.- Ve bien aseado

Vale, bien, no es el tipo de consejo que esperabas encontrar pero está claro que irás bien duchado, como haces siempre, o ¿es que acaso solo te duchas cuando tienes una entrevista?, y si es así, ¿cuántas entrevistas tienes al mes, una, ninguna? De verdad, no me lo digas, no quiero saber los detalles. A qué huelen las nubes es una pregunta romántica, bucólica, a qué hueles tú, es algo que no me quiero imaginar.

2.- Usa perfume pero no demasiado

Ya estamos, un si pero no. Hace falta saber qué cantidad de perfume es el adecuado, a qué se refiere exactamente con no demasiado. En una receta de cocina siempre vienen anotados los centímetros cúbicos de caldo que hay que echarle al guiso o los gramos de pollo que necesitas, pero mira tu por dónde, en este tipo de recomendaciones ni un mísero dato, solo un triste “no demasiado”. Como cuando le preguntas a tu madre “mamá, ¿cuánta sal le echo?”, y ella contesta, “la que pida el guiso, la que pida” ¿A ver si estas recomendaciones las ha escrito una madre?

No pasa nada, usa un perfume sutil, de los que se notan pero no empalagan, de los que no son ni muy cítricos, ni muy dulces, ni muy florales, ni muy masculinos, ni muy femeninos, vamos que, échate un poco de agua y listo.

3.- Lleva ropa adecuada según el puesto al que quieres optar

Otro consejo abstracto, ¿pero qué clase de consejos son estos?, ¿qué les habría costado ser más concretos?, yo habría añadido la foto de algún caso práctico para ayudar a entender el concepto, qué se yo, la foto de un bombero en acto de servicio o la foto de un mozo fornido descargando en un muelle, por tener una referencia. Vale, vale, no ha colado. La idea se entiende, si buscas un puesto de recepcionista, no vayas con el chándal de los domingos.

4.- Cuida tu lenguaje corporal

Si el anterior consejo era difuso, este ya ni te cuento. Vamos a pensar en voz alta:

Si al expresarte mueves los brazos por encima de la cabeza, ¿parecerá que eres optimista?, no sé yo, lo mismo parece que estás loco.

Mejor llevar los brazos hacia abajo, para dar la impresión de buena persona. Aunque muy abajo puede que tampoco sea buena idea, parecerás un retraído.

Lo tengo, hay que hablar con las manos a media altura, en paralelo, como los políticos, que esos sí que saben de comunicación. Aunque pensándolo bien, los políticos no es que tengan mucha credibilidad hoy en día, no queremos parecer unos mentirosos.

Concluyendo, arriba no que es de loco, abajo no que es de soso, al medio no que es de mentiroso. Sabes lo que te digo, que lo mejor es que hables moviendo los brazos y las manos en todas direcciones, no se si será lo indicado pero por lo menos te aseguras de que nadie te lance un guantazo.

5.- Mira a los ojos de tu interlocutor

Eso lo puedes hacer, pero ¿se podrá parpadear imagino?, porque a mi personalmente me lloran los ojos enseguida y no es cuestión de que el entrevistador crea que estás llorando por algo que te ha dicho. Vale que llores en una película romántica, pero ¿en una entrevista?, hasta yo sé que eso está fuera de lugar.

6.- Piensa en un defecto y una virtud confesables

A ver, déjame que piense, un defecto, pero ¿desde cuándo los defectos se van contando por ahí?, ¿estamos locos o qué?, que no hombre, que no se cuentan los defectos, que queremos que nos contraten no que nos repudien. Ya está, dices que no tienes y tan pancho que te quedas, pero no se lo va a creer, hasta el más perfecto tiene alguno. Lo tengo, tu peor defecto es que te gusta revisar el correo con frecuencia ¿Cómo te has quedado? si, ya lo se, es un asco de defecto, pero que no hubiera preguntado, si es que te inducen a mentir, qué malas personas.

7.- Ten claro dónde quieres verte en un futuro en la empresa

¿Qué dónde te ves a largo plazo?, seguro que eso es una pregunta trampa. Yo lo tengo claro, lo que no está tan claro es si es recomendable decirlo.

Mire, señora entrevistadora, yo me veo ocupando su puesto, qué le parece, pero como no tengo ni un pelo de tonta, le voy a decir que me veo trabajando duro, aportando y haciendo crecer la empresa, pero verme, lo que se dice verme, me veo en todo lo alto. Si es que siempre he sido muy optimista, si practico algún deporte me veo campeona olímpica y si compro lotería me veo millonaria, ya te digo, en todo lo alto.

Hemos llegado al final de estos sabios consejos, creo que ahora ya estás sobradamente preparado para afrontar con éxito esa entrevista de trabajo, tienes todas las claves, pero por si te ha quedado alguna duda te hago un pequeño resumen:

Se tú mismo, pero no demasiado, ve arreglado, pero no demasiado, di la verdad, pero no demasiado, usa perfume, pero no demasiado y dúchate, bien duchado, no escatimes en jabón que en este caso, nunca es demasiado.

Anuncios

»

    • Ni a ti ni a nadie. Algún día me gustaría hacer una entrevista diciendo lo que me diera la gana, anticipándome al entrevistador como: “Y ahora seguro que me va a preguntar si soporto bien las críticas, verdad?”, a lo que yo le contestaría “las críticas se las puede meter por donde le quepan”, jajajaja, no me lo creo ni yo.

      Me gusta

    • O sea, que cuando la señora entrevistadora le diga al hombre, “buenos días, entre y tome asiento” a la vez que parpadea dos veces, ¿el hombre se lanzará cual depredador en busca de su presa?. Eso hay que evitarlo, hay que hacer más hincapié en lo del lenguaje corporal.😀

      Le gusta a 1 persona

    • Esa es la solución definitiva, tu eres tu propio jefe, te mandas a ti mismo, te das palmadas en la espalda si las mereces y te reprochas cuando fallas. No lo descarto, sobre todo por ahorrarme la entrevista, aunque conociéndome seguro que me haría una a mi misma. Qué nervios, mira que si no la paso!😀.

      Me gusta

  1. Opción b: Lleva minifalda y escote y que Dios reparta suerte.
    ;DDD
    PD: Mi última entrevista funcionó así.
    PD2: Hoy es mi marido.
    PD3: En las entrevistas que hacemos, no dejo pasar a las que vienen con minifalda y escote.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s