Archivos Mensuales: agosto 2016

¿Que hay de nuevo viejo?

Estándar

Pincher_que_hay_de_nuevo_viejoTres meses sin dar señales de vida en el mundo bloguero es mucho tiempo, podríamos decir que es el equivalente a morir y volver a nacer, vamos, que he resucitado!!, aleluya!!, milagro!!.

Qué se hace cuando te encuentras con alguien al que no ves desde hace tiempo, pues ponerte al día, así que para ponerte al día de mi vida en este paréntesis, empezaré por las novedades.

Novedad número uno: en el mes de mayo me incorporé al mundo laboral.

Si estuviera escribiendo un whatsapp, el comentario iría acompañado de confeti, un gorro de fiesta, notas musicales, unas pocas de ginatillas y unos fuegos artificiales. Pero vamos, que ya te digo yo que tampoco es para tanto. Después de varios cursos y dos master en los que he invertido tiempo y dinero, me han ofrecido el increíble, alucinante, estimulante y motivador puesto de…”becaria”. Has leído bien, soy una joven becaria con ganas de darlo todo. Vale, solo soy una becaria con ganas de darlo todo, sin lo de joven. No pasa nada, si no te fijas demasiado y me ves de lejos, puedo engañar a cualquiera.

Y no me quejo, pero debido a la edad que tengo y la experiencia laboral que llevo a mis espaldas aunque no en el mismo sector claro está, no tengo la misma paciencia que antaño, es decir, aprendo con rapidez y cada vez quiero más y más, más responsabilidad, más trabajo, más autonomía, más de todo. Espero que mi  etapa de becaria pase pronto y pueda empezar a subir peldaños y si son de dos en dos, mejor que mejor.

Novedad número dos: me he mudado de casa y de municipio.

Esto más que una novedad es una vuelta de tuerca de lo mismo, porque llevo diciendo que me mudo cerca de un año, y es que uno sabe cuando empieza a mudarse pero no cuando termina. Para mi, terminar de mudarse significa no tener que hacer nada en la casa, simplemente disfrutar de ella, pero hoy por hoy todavía no me encuentro en esa fase, en la de solo disfrute, estoy más bien en la de trabaja que te trabaja.

¿Que dónde vivía antes?, en Madrid, ¿que dónde vivo ahora?, en Colmenar Viejo, un pueblo al norte de Madrid. Desde mi ventana veo el campo y si me subo al cerro que tengo más arriba, diviso las cuatro torres. Cada vez que las miro me acuerdo de nuestra amiga bloguera evavill.

vistas_ventana vistas_cuatro_torres

Ya tengo el plano de las rutas que se pueden hacer desde el pueblo, solo me tengo que aventurar un día de estos y hacer alguna. Habrá que empezar por alguna facilita que soy novata y no quiero morir en el intento, además, hay que ir con toda la familia, que el disfrute no puede ser para uno solo, hombre. El cuerpo escombro del día siguiente tiene que ser para todos ¡Kalise para todos!

Bueno, no nos desviemos del tema, que os estaba hablando de mi pueblo y yo he venido aquí para hablar de mi pueblo, y si no voy a hablar de mi pueblo pues me voy, porque yo he venido aquí para hablar de mi pueblo.

¿Mas novedades?, pues no. Bueno, el otro día me compré una falda muy mona, pero creo que eso no cuenta como novedad, para novedades las del Ikea.

Si, veo demasiada tele o mejor dicho, veo demasiados anuncios. Es que a mi lo que realmente me gusta son los anuncios, lo que echan entre anuncio y anuncio es lo de menos.

La verdad es que para haber estado ausente tanto tiempo, he resumido mi vida en muy pocas líneas, pero no querrás que te lo cuente todo en la primera cita, no?, deja algo para más adelante.

¿Que más?, que me ha crecido el pelo, que he pasado el verano entre Córdoba, Zamora y Madrid y que estoy deseando que llegue la vuelta al cole. No solo para que los niños tengan ya de una vez por todas una ocupación, si no porque me gusta el olor a libros nuevos, cuadernos, lápices y gomas relucientes y mochilas chulas. Me dan envidia, ya me gustaría a mi empezar un curso nuevo, no hay que olvidar mi obsesión por los cursillos.

¿Y qué tengo por delante?, pues ponerme al día del mundo bloguero. Sois lo peor que hay en el mundo mundial, sois máquinas de producir y de producir, no he visto cosa igual, me tenéis el correo inundado de entradas, dejad ya de escribir que no descansáis ni en vacaciones, de verdad te digo, o sea, muy fuerte, te lo juro. Si me quedo ciega en mi puesta al día, que sepáis que me pagáis unas gafas nuevas.

Y nada más que añadir. Esto es to, esto es todo amigos!!!!

Anuncios