Archivos Mensuales: enero 2016

Cocinando.

Estándar

Has leído bien, cocinando. Acabo de hacer un video siguiendo una receta.

El otro día, leyendo la entrada “comer y cocinar sin sal y no morir en el intento” del blog Foodsionando, decidí hacer una de las recetas que proponían.

Podia haber hecho fotos para dejar constancia de la proeza, pero me he lanzado a la piscina y he grabado un video. Siiiii, ya lo se, hasta el gorro estáis de videos, pero qué queréis que os diga, me gusta hacerlos.

Total, que elaboro una receta simple como la vida misma y espero que mis amigos de Foodsionando no se molesten si no la hago de manera muy ortodoxa.

Atentos a los pelos que llevo, parece que me he colocado la fregona en la cabeza!, y yo que pensaba que iba bien peinada!.

No os preocupéis, porque puede que este sea el último video de cocina que haga, son bastante aburridos. Desde luego, que malamente me vendo. Que no hombre, que es un video genial, os dejo para que lo podáis disfrutar.

Invierno. Look-89. Taconazo

Estándar

zapatos_tacon_plataforma

Hacía tiempo que no ponía uno de mis posados y me criticaba un poco.

invierno_look89_zapatos_plataforma invierno_look89_zapatos_tacon_plataforma

Vamos a analizar la posturita. Cuerpo de lado, mano a la cabeza y además, cuerpo de lado y mano a la cabeza. Hija, creatividad al poder, anda que has cambiado de mano o de lado, qué te costaba ofrecer el otro perfil, eres peor que la Presley, que se cree que tiene un lado bueno y no hay manera de que ofrezca la otra mejilla, casi como la cara oculta de la Luna.

Otra lectura que podemos hacer: te duele mucho la cabeza y ya no sabes qué hacer con tu vida, ¿quién me pone la mano encima para que no levante cabeza, quién?.

Estás necesitando un curso de postureo ya, añádelo a la lista de cursos pendientes.

No me olvido de la foto de los zapatos. ¿Te parece que son unos zapatos con mucho tacón?, pues te parece bien. Y ahora la reflexión que sigue. Si tienen tanto tacón y no parecen nada cómodos y además ya eres alta, ¿por qué puñetas te compras unas zapatos así?, y lo peor de todo, ¿por qué te los pones?.

Dos buenas preguntas que ahora mismo voy a contestar. Porque si.

Que no, que lo voy a explicar. Cuando me compro unos zapatos, los zapatos me hablan, me dicen cosas, tienen su propia personalidad. A veces tienen tanta personalidad que es indiferente si combinan con la ropa que tienes o si son cómodos. El zapato llama a tu lado visceral que te dice que lo compres, te atrae su estética, la regresión que te produce a otra época, lo tocas, lo coges y lo quieres. Tu lado razonable te dice que son unos zapatos incómodos, que no llegarás ni a la vuelta de la esquina con ellos, que son tan altos que parecerá que vas montada en una grúa, que te destrozarán los pies.

Está claro que en esta ocasión ganó el lado visceral, el de me los compro porque si.

Creo que ha quedado suficientemente claro.

Vale, pues ya tenemos el look montado, zapatos imposibles de los años 70, gorro de invierno y vaqueros de campana. Yo ya me visualizo en otra época, en otro ambiente, dentro de una película, os la cuento.

Ella es una chica joven…, si, joven, de unos 24 años que llega a Nueva York para ser periodista. Vive en uno de esos bloques de pocas plantas, de ladrillo rojo, con una escalinata en la entrada donde unos chicos juegan. Se oyen voces de vecinos. Su casera es la señora Miller, una mujer de color que tiene dos hijos en edad escolar, gritona pero buena gente.

Nuestra chica sale todas las mañanas con su gorro y su bolsa de colgar donde lleva sus escritos, en busca de trabajo. Hoy  tiene una entrevista con un pequeño periódico local de poca tirada.

Entra en la oficina, se quita el gorro y deja al descubierto su larga melena lacia y morena. Boquiabiertos se quedan todos los empleados que son llamados al orden por el director del periódico.

Está claro que consigue el trabajo y empieza su andadura como periodista.

Resumiendo, se enamora del vecino de su bloque, un chico guapo a rabiar que es fotógrafo y que le ayuda a desenmascarar una complicada trama de corrupción que la pone en peligro y de la que sale victoriosa después de un montón de contratiempos y mucha intriga.

Buahh!, un peliculón.

¿Quieres ser la prota de esta peli?, solo necesitas un gorro, unos pantalones de campana, un jersey de cuello vuelto y una zapatos de plataforma, listo.

De cabeza.

Estándar

Ya pensábais que me había volatilizado, pues no, sigo vivita y coleando.

A veces, el ánimo no te acompaña, a veces, no dispones de tiempo, a veces, te dedicas a otras cosas, a veces, la inspiración no te viene, a veces, piensas que vaya tontería lo del blog, a veces, las cosas no salen como quieres y otras veces, nada de lo anterior.

Ya está bien de lamentaciones. Os traigo un video inspirador, inspirador para mi, claro está. Lo bueno de haber hecho este video es que me ha dado pie para otra idea más ambiciosa, que espero llevar a cabo. Mi profe de diseño web me va a regañar mañana por no haber hecho los deberes. Si me pregunta, no se si le confesaré a qué me he estado dedicando.

En fin, sin más dilación, os dejo éste video donde combino música y humor. No es obligatorio reírse, solo si te lo pide el cuerpo.

Mucha gente con las tuercas flojas.

Estándar

destornillador_bricolaje

El 30 de noviembre recibí el informe anual de wordpress, ese que te dice cuántas visitas tuviste en 2015, quién comentó más en tu blog, qué entradas fueron las más visitadas. Como he estado fuera de casa, pasando unos días con la familia, no he podido publicar mi queridísimo informe. La verdad es que publicarlo ahora es como felicitar la Nochebuena, un poco fuera de lugar.

He imaginado esta situación en casa de mis padres, intentando escribir un post a la hora de la cena. Habría sido algo así:

  • Pon la mesa que vamos a cenar.
  • Mmmm, estoy ocupada, enseguida voy.
  • ¿Ocupada, en qué?.
  • Un informe importante que me han mandado.
  • ¿Pero no estabas de vacaciones?.
  • Bueno, si, vacaciones del trabajo.
  • Pues claro, qué otras vacaciones van a ser?.
  • Cosas mías. Ya voy.
  • Ya estás otra vez con el blog?, o cierras el ordenador o te lo tiro por la ventana.
  • Mamá, que drástica eres. Jajajajaja.
  • ¿Y ahora de qué te ríes?.
  • Ehhhh, de nada, algo que leí.
  • Hija, cada día estás peor. Si ya lo dicen en la tele, las nuevas tecnologías esas no son nada de buenas, tontita te vas a quedar.
  • Jajajajaja.
  • ¿Qué te hace tanta gracia?, te digo tonta y encima te ríes.
  • Ay mamá, que no es por eso.
  • Voy a tener que abrirme un blog de esos y así nos reímos todos.

Que conste que es una conversación ficticia, mi madre no es tan borde.

Vamos al grano, resultados del informe, atentos al dato, wordpress me informa de que las entradas más vistas del 2015 fueron:

¡Tres entradas que escribí hace ya bastante tiempo sobre bricolaje!, increíble pero cierto. Y encima wordpress me sugiere que podría retomar estos temas. Solo le faltó decirme, vuelve al bricolaje y déjate de tanto canturreo y tonterías varias, dale más al destornillador y menos al postureo. Pero qué borde es este wordpress. Sabes lo que te digo, que haré lo que me de la gana, no te digo.

Mis conclusiones son las siguientes:

  • Hay mucha gente que pierde agua
  • Hay gente que necesita una vuelta de tuerca
  • Hay mucha gente que se resiste a llamar al técnico y aterriza en mi blog en busca de respuestas.

Lo que no te dice el informe es si todas esas personas consiguieron solucionar sus problemas, me hubiera gustado saberlo.

O sea, que le debo mucho al bricolaje. No hay problema, el bricolaje me seguirá acompañando en el 2016, en la vida siempre hay algo que arreglar. Podría combinar bricolaje y postureo,  modelito mientras arreglo algo, como el que no quiere la cosa.

En cuanto al número de visitas, dice que unas 25.000. Pues muy bien, me parece estupendo, ya solo me queda dar las gracias a todas las personas que visitaron mi blog con intención y sin ella. Gracias.

¿Tu también pierdes agua?, no te preocupes, mira a ver si tienes una tuerca floja y solucionado.

Paseo en segway para empezar el año.

Estándar

segway_cordoba

¿Qué se puede hacer para estrenar el año?, pues pasear en segway. ¿No sabes lo que es?, el nombre no da muchas pistas, pero si te digo que es el artilugio que usan los guardias de seguridad en los centros comerciales, seguro que ya te viene una imagen a la cabeza.

A mi siempre me han dado mucha envidia, ellos ahí subidos, a toda pastilla por los pasillos del centro comercial. También envidiaba a las patinadoras del Carrefour, deslizándose por ese suelo tan liso y resbaladizo, todo un gustazo.

Total, no puedo sacarme todas las espinitas de una sola vez, pero de una en una si. Así que para ir tachando envidias de la lista, he paseado por Córdoba en segway, junto con la familia. Ibamos en fila india, unos detrás de otros, abriéndonos paso haciendo sonar el timbre, ring!, ring!, que voy!.

Una experiencia divertida, una manera diferente de pasear por la ciudad. Hicimos una ruta de solo 30 minutos, poca cosa, suficiente para probar el chisme. He decidido hacer cosas de turistas cada vez que sea posible. El hecho de vivir en una ciudad no tiene por qué ser contrario a disfrutar de una oferta que está enfocada a los turistas.

Un año dimos un paseo en coche de caballos. Lo que más gracia me hizo es que el señor cochero, aunque le dije por activa y por pasiva que era cordobesa, le dio lo mismo y siguió con su explicación como si se tratase de una extranjera cualquiera, “a la derecha calleja mora, a la izquierda monumento a Manolete, en frente la iglesia de Santa Marina, iglesia de toreros”. Pues muy bien señor cochero, me doy por requeteenterada. Dicen que el saber no ocupa lugar, pero cuando esa sabiduría ya ocupa un espacio, las repeticiones dónde se guardan, encima?, se sobreescriben?, se sustituyen por una versión posterior?, se omiten?. Yo por si acaso desconecté el oído a la primera de cambio, por miedo a sobrecargara del sistema, que lo tengo muy delicado en cuanto a información se refiere.

Puede que la siguiente turistada que haga sea pasear en bicicleta eléctrica o montar en el autobús turístico descubierto, lo estudiaré.

¿Y vosotros, cómo habéis empezado el año?, ¿sois de hacer turistadas o sois de los que se ríen de los que las hacen?.

Feliz Año.