¡Felicidades!.

Estándar

felicidades_1

  • ¡Felicidades!.
  • Ehhh, mi cumpleaños fue hace dos días.
  • Pues eso, felicidades porque fue tu cumpleaños.

No se si habéis protagonizado alguna vez esta situación, a mi me pasa continuamente.

Ya lo he dicho en más de una ocasión, la retención de fechas no es lo mío. Los señores expertos en el estudio del cerebro están todavía en ello, no tienen ni idea a qué se debe este tipo de desapego por los números, pero no los números sueltos que me gustan mucho, sino los que van combinados, como fechas de cumpleaños, matrículas de coche, números de teléfono, coordenadas GPS. ¿Coordenadas GPS?, pues claro, nunca habéis dicho eso de “estoy en el punto (-3.7033, 40.4168)”?, muy habitual en el día a día.

Total, que conociéndome, he intentado ponerle remedio en más de una ocasión.

Cuando todavía no vivíamos inmersos en el mundo digital, tenía una bonita agenda donde anotaba todas las fechas importantes, las citas con el médico, los cumpleaños, etc. Solo tenía una pega, una gran pega, que para saber qué tenías para hoy, había que abrir la agenda todos los días, cosa que no hacía nunca. Mala solución.

  • Mamá, felicidades.
  • Pero si mi cumpleaños fue ayer.
  • Pues eso, que felicidades.
  • ¿No lo habías anotado en tu maravillosa agenda?
  • Ehhh, si, pero la agenda no me ha avisado a tiempo.

Llegaron los calendarios digitales, esos en los que anotas todo y una alarma te avisa de los eventos del día. En apariencia un sistema infalible. Infalible para personas normales, pero no para mi.

  • ¡Clinnnc!, aviso sellar el paro.
  • ¿Qué hora es?, las 8 de la mañana. Después de llevar los niños al cole lo hago.
  • ¿Qué hora es?, las 10 de la mañana. Después de ir al gimnasio lo hago.
  • ¿Qué hora es?, las 2 de la tarde. Después de comer lo hago.
  • Joder, ¿pero qué hora es?, ya se ha pasado el día. Creo que con un día que se te haya pasado todavía se puede entrar en la página para sellar. Hay Dios mío, si es que tengo muchas cosas en la cabeza, vaya mierda de agenda, te avisa una vez y no te lo vuelve a recordar, joder, joder.

La pobre agenda no tiene la culpa, la única culpable soy yo y mis aplazamientos y para eso todavía no se ha inventado una tecnología que lo solvente.

Y os preguntareis que a qué venía todo este asunto, pues la cuestión es que había visto en otros blogs que celebraban su primer año en el mundo de la blogosfera y me apetecía celebrar el mío también.

Pensaba que el wordpress, que es un chivato de mucho cuidado cuando le interesa, me avisaría de una fecha tan señalada. Pues no, te chiva muchas cosas, pero esta en concreto no me la ha dicho y si me lo ha dicho, no me he enterado.

Así que cuando me ha dado por comprobar si ya llevaba un año, ¡sorpresa!, la fecha en cuestión ya ha pasado, vaya novedad.

He cumplido un año y no se ni cuándo ha sido. No me siento más vieja. Como dirían los nostálgicos, parece que fue ayer. Hombre, tanto como eso no. A veces, me da por mirar mis primeras entradas y me río mucho, no por lo que pone, sino por lo sosas y prudentes que eran. Ahora me siento más segura y tengo claro cuál es el rumbo del blog, cuál es su esencia y eso me reconforta.

Así que, me felicito a mi misma por mi año de antigüedad.

  • Felicidades Sensi.
  • Ehhh, mi cumpleaños ya pasó.
  • Lo se, no me lo tengas en cuenta.
Anuncios

»

    • Yo soy muy comprensiva con la gente que no me felicita, no me importa nada que se olviden de mi cumpleaños, no tengo que explicar por qué. El cumpleaños solo es un día, las personas que te quieren te lo demuestran todo el año.
      Así que desde aquí hago un llamamiento. “Perdonad mis olvidos, así como yo perdono los vuestros”.
      Gracias por la felicitación, en el fondo gusta mucho.😀

      Me gusta

  1. Yo intenté felicitarte anteayer en esta entrada pero no hubo forma, WordPress no me ha dejado hasta hoy… Así que felicidades por tu primer año! Lo bueno de ver las entradas antiguas es ver lo bien que vas evolucionando en todo, escritura, expresión, forma y fondo. Me alegro mucho de que te guste la esencia y el rumbo del blog. A nosotros también. Besitos, y a cumplir muchos más

    Me gusta

  2. Felicidades Sensi!! Yo no me he retrasado eh! No te hemos felicitado Chus y yo antes porque estábamos ejerciendo de tus guardaespaldas y vigilábamos todo el tráfico de amig@s que acudían a agasajarte. Pero aquí estamos el bichejo y yo dándote un sentido abrazo con ganas. 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Jajaj…yo nací un 31 de diciembre así que soy la reina del: ¡Pero si fue ayer!
    Además no me gusta decir que es mi cumple,me gusta esperar y ver quien se acuerda (o quien abre facebook y lo lee en el chivato, cualquier año lo desactivo).
    En cambio me apunto todas las fechas,mi agenda la abro cada dia,así que no me dejo a nadie,y si me lo he dejado..es porque he querido.
    Dicho esto.. yo tampoco se cuando es mi cumple blog.
    Felicidades!!!

    Me gusta

        • ¿Lo has leído?, a mi me encantó, muy sencillo pero me reí muchísimo. Sin embargo a una amiga no le gustó ni un pimiento. Esto de los libros es complicado, lo que es bueno para uno, no lo es para otro.

          Me gusta

        • Si, lo he leído es muy emotivo y divertido… Escenas como las del esquileo te partes, otras como la del té en la lata de atún te sacan una sonrisa… A mí me gustó mucho, pero como dices, para gusto los colores 😉

          Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz… | El diario de Sensi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s