La colonización.

Estándar

No suelo hablar de temas sensibles, pero hoy me voy a aventurar.

Ayer fue el día de la Hispanidad y parece que esta celebración trae cola.

Para mi el día 12 de octubre simplemente es un día de fiesta, no celebro que España llegara a América, no celebro que murieran miles de personas, no celebro que se impusieran los españoles. Tampoco voy a ver el desfile militar que transcurre por las calles de Madrid, lo único que hago es descansar en casa con mi familia y ver un montón de películas repetidas.

Si tuviese que celebrar algo, sería sin duda el poder hablar en la misma lengua con otros países. Lo pienso desde el punto de vista egoísta, el inglés y yo no nos llevamos my bien. Poder visitar esos países, poder comunicarme sin problema, poder relacionarme, poder conocer otras culturas, eso es estupendo.

En Europa estamos muy acostumbrados a las colonizaciones, que se lo digan a mi libro de historia, que está lleno de fechas, de batallas, de tratados, de jefes de estado, de guerras, de cambio de fronteras, tanta, tanta información que sinceramente no la recuerdo. Tampoco soy muy buena en historia. ¿Eres buena en algo, bonita?, no lo se, estoy descubriéndolo todavía.

Lo que quiero decir, es que no siento odio por los italianos, que tuvieron toda Europa colonizada durante el gran Imperio Romano, tampoco siento odio por los franceses porque Napoleón decidiese someter a España cuando dijo que solo iba de paso. Eso es otra, ¿qué les pasaba a los dirigentes de antes?, un poco confiados si que eran.

  • Hola, soy Napoleón, su vecino de arriba. Voy a pasar por España con todas mis tropas, pero no teman, que no pienso quedarme, lo digo de verdad, de verdad de la buena.
  • Ah hombre, señor Napoleón, pase usted sin problema, que a los vecinos hay que tratarlos bien.

No voy a decir quién fue el incauto, porque tendría que buscarlo en la wikipedia, pero tonto era un rato. ¿No le dio en la nariz que eso sonaba a tongo, a timo, a engañifa?.

A lo que iba, que los franceses fueron muy listos y nosotros muy tontos, pero si veo a un francés, no se lo restriego por las narices, qué culpa tendrá él de lo que hizo el tal Napoleón.

Y si hablamos de los alemanes, pues más de lo mismo. Los alemanes empezaron una guerra e hicieron estragos en Europa, pero ahora todos los países bailan al son de lo que diga la señora Merkel.

La historia no se puede borrar, ni se debe borrar, somos lo que somos gracia a ella, pero lo que no comparto es el resentimiento ni el odio. Tampoco me gusta generalizar. Solemos decir mucho eso de, los andaluces son de esta manera o los catalanes de esta otra. Yo siempre contesto, ¿cuántos andaluces conoces?, ¿cuál es tu muestreo, 100, 1000, 5000?, ¿qué clase de estudio has hecho?.

  • No, si yo es que un día fui a Sevilla y el camarero que me puso el café, fue de lo más antipático.

Toma estudio de las narices, están los centros de estadísticas hartos de llamar por teléfono para que saquen por la tele el porcentaje de españoles que se ducha por las mañanas, y tu, con una sola impresión, ya tienes los resultados del carácter de los andaluces.

Vamos, hombre, que te contraten a ti solo y que se ahorren las nóminas del resto.

Para terminar esta reflexión sobre las colonizaciones, lanzo mi mensaje. Odiar está muy feo, no trae nada bueno, yo en particular, prefiero aprovechar las oportunidades que nos traen las malas decisiones del pasado.

Anuncios

»

  1. Yo no celebro ni santos, ni días de naciones, ni navidades, ni nada que implique que dos personas puedan sentirse molestas porque no piensen lo mismo, el año tiene 365 días y para mi todos son lo mismo, hay días para descansar de duros días de trabajo y días para trabajar esperando un día para sentirse en familia o cazando mariposas babilónicas, cada cual lo que le guste. Lo que no voy es a ponerme a discutir con nadie quién mato un pollo en 1492, en 1939 o en el 2015. Porque la realidad es que a día de hoy si sacas la cabeza por la ventana puedes ver a familias desahuciadas, jóvenes en paro, fuga de talentos a otros países, más mendigos, inmigración descontrolada, los políticos robando a manos llenas aliandose con las grandes multinacionales etc etc

    Me gusta

  2. Usaba también esta gente de ciertos caracteres o letras con las cuales escribían en sus libros sus cosas antiguas y sus ciencias, y con estas figuras y algunas señales de las mismas, entendían sus cosas y las daban a entender y enseñaban. Hallámosles gran número de libros de estas sus letras, y porque no tenían cosa en que no hubiese superstición y falsedades del demonio, se los quemamos todos, lo cual sintieron a maravilla y les dio mucha pena.

    Relación de las cosas de Yucatán, Fray Diego de Landa (1524-1579)

    Quién sabe, quizá el estado islámico venza en el mundo y dentro de unos años (o siglos) celebren su barbarie: la voladura de los Budas de Bāmiyān, la quema de papiros, la destrucción de Palmira, las muertes y el sufrimiento de tantos seres humanos inocentes…
    Bajo mi punto de vista, hay cosas de las que es mejor no alardear.

    Le gusta a 2 personas

  3. Una reflexión buenisimo encanto, que culpa se tiene en el presente de lo que hicieron en el pasado, la historia es historia y punto; a que vienen ahora tantas lamentaciones. Esta gente revolucionaria que para calentar el ambiente hurga hasta el principio de la vida.
    En fin, seguro que desgraciadamente nuestros tiempos serán historia, por los monstruos yihadistas… Nostradamus dijo por lo que he leído de él, que habrá una tercera guerra mundial que comenzará en el Este… dentro del año dos mil, osea que hasta que finalice, hay peligro.
    Bueno guapa te escribo desde el móvil, dentro de un rato salgo para los madriles.
    Besitos.

    Me gusta

  4. Me ha encantado tu post Sensi ^^ Es cierto que por Twitter esta fiesta ha creado polémica alegando argumentos que ocurrieron hace demasiado tiempo. Pero siempre habrá gente que tenga malas intenciones y se aferren a hechos pasados para atacar y no reivindicar. Aun así una muy buena nota de humor al panorama actual ;P Un millón de sonrisas =D

    Me gusta

  5. Es sabio lo que has escrito pero parece que empiezan a privar las nacionalizaciones y con ellas vienen los odios.
    Pero como bien dices eso ya es historia y ella juzgará los hechos.

    Saludos.

    Me gusta

  6. En algún artículo he argumentado que a los niños NO debería enseñárseles Historia, ese género narrativo tan propenso a la manipulación partidista, que tan odioso se hace a efectos de memorizar batallas, pero en cambio tanto nos gusta (de adultos) a la hora de comprar novelas.

    No debería enseñarse como MATERIA académica, pero ciertamente la Historia es la urdimbre de lo que somos (o creemos ser). Es imposible abstraer la vida pública, la reflexión intelectual y hasta los lazos familiares de nuestro devenir histórico. Por consiguiente, hagámoslo con una mediana inteligencia, que a mi juicio impone dos condiciones.

    La primera, evitar la ucronía, que significa leer el ayer con los ojos del hoy. Decir que “llevamos la viruela” a América, cuando ni Dios sabía qué coño era la viruela, es tan idiota como decir que “trajimos la sífilis” por el hecho (entonces ignorado) de que las espiroquetas tenían su propia distribución ecológica. Culparnos de masacrar aztecas, en un mundo guerrero que incluía el sometimiento brutal de otros “tecas”, culmina en la imbecilidad de atribuirnos el declive de los pobres mayas, que a nuestra llegada ya estaban extintos.

    La segunda, huir de la analogía entre colonización y conquista. En todo PROCESO hay períodos, algunos francamente contradictorios, como contradictorios son (o parecen) los protagonistas. Por otra parte, ¿es el mestizaje hispanoamericano exactamente lo mismo que la colonización anglosajona de África? En Hispanoamérica surgieron elites locales que abrazaron las ideas de la Revolución Francesa, pero que tenían y retuvieron fortísimos vínculos culturales con España, al margen de que la Monarquía fuera así o asá. ¡Nada que ver con Rhodesia, un suponer!

    Quiere decirse que entre los EFECTOS de la colonización no se puede desdeñar el enorme logro de una lengua común, de una cosmovisión semejante, de unos valores afines, de un sentimiento de pertenencia a algo compartido… Yo viajo con mucha frecuencia a Mexico y me distinguen con increíbles muestras de que la Madre Patria es algo realmente soberbio. Algo que ni los propios españoles, tan descreídos de todo y tan a destiempo, parecemos capaces de entender.

    Me gusta

    • Cualquier materia impartida por un profesor, no llega a ser totalmente objetiva ni imparcial, ya sea historia, literatura o ciencias. Es cierto que la historia es la materia más susceptible de sufrir manipulaciones, pero de ahí a no estudiarla, no se, prefiero que la aprendan en el colegio a tener que enseñarla yo en casa, teniendo en cuenta mi escasa habilidad para retener fechas, nombres o acontecimientos importantes.

      La política y la religión son temas muy delicados que siempre han de tratarse desde el respeto hacia el que piensa justo lo contrario que tu. Intento no convencer a nadie, prefiero escuchar y entender las razones del otro, aunque no las comparta en absoluto.
      Gracias por compartir tu opinión.
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  7. Una entrada genial. Te diré que vales para hacer manualidades en casa, para bailar y poner caras, para el bricolaje y para vestir, porque todo te queda bien. También vales para cambiar de registro en el blog, puedes ser intensa y graciosa sin pestañear. De la historia no puedo hablar. Mi cerebro no recuerda lo que ocurrió antes del 2013. Besitos Sensi

    Me gusta

  8. Soy de la opinión de que la historia la hacen las personas, también de que la inmensa mayoría de nosotros no somos ni blancos ni negros, ni buenos ni malos, somos a rayas como las cebras… El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, y de esa forma ha escrito y escribe su historia. El arte y las guerras son dos ejemplos de esto. Es muy bueno y necesario tener sentido crítico y dudar de todo para no repetir errores, pero también ver la historia con los ojos del tiempo en los que sucedieron los hechos.

    A mi me gusta también celebrar las cosas, cumpleaños, aniversarios, bodas, fiestas…fíjate incluso los funerales… puede parecer raro, pero hay personas que sólo las ves en esas ocasiones y si no fuera por eso no las verías… A mi me encanta sentirme único y a la vez sentir que pertenezco a algo y que este camino no lo hago solo…

    Me gusta

    • Me ha gustado eso que has dicho de que te sientes único y a la vez parte de una comunidad, estoy totalmente de acuerdo. Saber que no estás solo es muy reconfortante, poder compartir inquietudes y experiencias con personas muy diferentes a ti, pero con un nexo de unión, te hace sentir más vivo.
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s