Cómo instalar una mosquitera de persiana.

Estándar

mosquitera_persiana

Ya se lo que vas a decir, que a buenas horas vengo a hablarte de instalar una mosquitera, justo ahora que ya se está acabando el verano y los mosquitos andan buscando bufandas y preparando su casita para pasar el invierno.

Puede que tengas razón, pero una mosquitera no solo sirve para evitar que entren los mosquitos, también evitan que entren las hojas de los árboles en otoño, son estupendas en primavera para impedir el paso de bolas de polen que flotan en el aire y evitar que entren avispas despistadas. Otra razón por la que son muy útiles, y puede que con esto te convenza, es para ponerte a salvo de posibles colillas voladoras que provienen del vecino de arriba. Ya estás haciendo ojillos, te tengo medio convencido.

Como ya estás en el bote, te voy a contar con qué problemas te puedes encontrar a la hora de elegir tu mosquitera de persiana.

En tu centro de bricolaje encontrarás dos tipos de mosquiteras de persiana. Las primeras te prometen el oro y el moro, te aseguran que no tendrás necesidad de hacer agujeros en la pared porque, atención, esta supermosquitera lleva incorporados unos adhesivos milagrosos que harán que la mosquitera se pegue al hueco de tu ventana. No te creas ni un pimiento, mienten como bellacos. ¿Te fiarías de unos adhesivos de mierda que van a estar expuestos a la intemperie?, yo no. No conozco ningún adhesivo que me haya durado toda la vida. Las perchas con adhesivo se caen, los topes para puertas con adhesivos se despegan, las molduras con adhesivo que se colocan para unir el suelo del salón con el de la cocina se levantan. Pues eso, que no pondría la mano en el fuego, que es puro marketing, mentiras de anuncio.

Pasamos a la segunda opción, la menos atractiva porque supone más trabajo, las mosquiteras que necesitan agujerear la pared. Donde se ponga un buen agujero con su taco que se quiten las tirillas de pega que no pegan.

Como es normal, no vas a encontrar justo la mosquiera al tamaño de tu ventana, eso sería demasiado fácil. No hombre, todo lo que tienes que hacer tu mismo requiere un esfuerzo. Yo creo que los fabricantes lo hacen aposta, hacen las moquiteares más grandes para que las tengas que cortar por narices, para joder un poco, para fomentar la contratación de instaladores profesionales, para disuadir a los comodones. No es mi caso, a mi no me disuade nadie, lo siento por los señores profesionales del sector, pero es que cobran un pastizal por instalar una mosquistera, sale muy caro tener la piel libre de picaduras. Prefiero comprarme un lote entero de crema para evitar las picaduras y otro lote de crema para aliviarlas, por si el primero falla, ahorrándome un dineral.

Total, que el beneficio obtenido frente al dinero invertido no acababa de compensarme, así que decidí instalarlas yo misma y me hice con 3 mosquiteras.

Desembalamos la primera. No le quites el plástico a todas las mosquiteras que hayas comprado que te veo venir, que crees que por desembalarlas todas, las vas a instalar antes. Mira primero si eres capaz de instalar una y luego te lías con el resto.

Leemos las instrucciones. Las instrucciones suelen consistir en un papel miserable donde no se aclara nada y en un par de dibujos donde no se aprecia nada. Y lo mejor de todo es el tiempo estimado para la instalación, 15 minutos. ¿15 minutos?, aquí si que el señor del marketing se vino arriba. Chaval, sabemos que mientes, pero te has pasado. Voy a hacer una estimación por lo alto. Desembalar 1 min, leer instrucciones 2 min (son cortas, pero como no hay quien las entienda hay que invertir más tiempo en releerlas), sacar las herramientas necesarias para la instalación, 15 min. (no todos los días usas el taladro, el destornillador automático que siempre está sin batería, la sierra de calar que tiene la hoja para madera y que tienes que cambiar por la de metal), el metro, el lápiz…en fin, que ya llevo 30 minutos y todavía no he hecho ni un puñetero agujero.

Vale, eso es lo normal, esto pasa en la primera, las otras ya son coser y cantar. Vamos al lío. Medir, apuntar, marcar y cortar. Una cosa muy importante a tener en cuenta, el hueco de tu ventana nunca es perfecto.

  • – El mío si-
  • – No te lo crees ni tu, mientes más que el señor de la mosquitera adhesiva –

Los huecos de ventana tienen orografía propia, tienen montañas, depresiones, incluso cordilleras.

Al presentar el tambor de la persiana (me gusta mucho esta palabra, jerga de entendidos en bricolaje), en la parte superior del hueco de la ventana, descubres que el hueco de tu ventana es una chapuza, no está a nivel, la burbuja del nivel no está en el medio, la muy mala se ha desplazado a un lado. Endereza el tambor hasta que quede horizontal, marca y quítalo. Ahora haz los agujeros pertinentes y a volar.

Siguiente paso, instalar las guías. Esta parte es la más fácil, sobre todo porque la gravedad no te está haciendo la puñeta. No es lo mismo sujetar algo que está en vertical, que un tambor por encima de tu cabeza, marcando con una mano y sujetando con la otra, procurando que no se te caiga en la cabeza. Las guías son mucho más agradecidas, ellas se suelen estar quietecitas donde las pongas, son buena gente. Así que las presentas y marcas la situación de los agujeros.

Y ya está, ya la tienes. Imagino que has hecho los agujeros donde marcaste, pusiste los tacos y atornillaste, que no te lo tendré que explicar todo, no?.

detalle_mosquitera_prsianaPues te mentí, no has terminado del todo, en teoría si porque has seguido todos los pasos de las instrucciones, pero como el hueco de tu ventana tiene un descuadre mayor que las cuentas de Bárcenas, te han quedado unos espacios alrededor de las guías y el tambor por el que caben moscas, mosquitos, abejorros, hojas y hasta gente.

Lo que hay que hacer es rellenarlos con silicona blanca. La silicona blanca es una maravilla, vale para todo, aunque huele bastante mal y corres el riesgo de pillar un colocón de mucho cuidado.

Ahora si que si, mosquitera instalada. Te alejas, la admiras de un lado, de otro, de cerca y suspiras de satisfacción. Y como te has quedado algo molida y te duelen las piernas de andar de cuclillas por el hueco de la ventana, el resto de las mosquiteras las instalas otro día.

¿Te animas a instalar la tuya?.

Anuncios

»

    • Lo que no se me da nada bien es la electricidad, siempre me sobran cables que no se donde conectar y si te equivocas las consecuencias suelen ser dramáticas, o te chumascas tu o fríes el artefacto.
      Que tengas un buen lunes, los lunes molan.😀

      Me gusta

  1. Pero tu vales mucho nena. Hay que ver que me cuesta trabajo creer que hagas las cosas tan sumamente bien, y además te queda igual o mejor que a un profesional. ¡Con lo bien que me vendrían a mi en el pueblo! que siempre tengo las ventanas cerradas para que no me entren moscas. Cuando no tengas nada que hacer te contrato, jejeje.
    Una joyita tienen en tu casa, y además una redactora con mucha gracia… si es que no se puede tener más virtudes, lo único que te falta es llamarte así, jajaja.
    Me ha encantado, besitos.

    Me gusta

    • Lo que pasa es que me cuesta gastarme el dinero según en qué cosas e intento hacer yo misma todas las que puedo. A veces no me salen bien, mido mal y me queda un tirador de una puerta a una altura y el otro tirador más bajo, porque tiendo a bailar los números.
      Estaba dando una vuelta esta mañana por el centro comercial y he visto un cabecero de cama, hecho con listones de madera, me han dado unas ganas enormes de copiar la idea y hacerme uno. No creo que lo que hago sea muy complicado, pero es útil y con eso me vale.
      Encantada de ayudarte en tu pueblo, si hay que ir, se va.
      Un beso Elda, es un gusto leerte.

      Me gusta

  2. No sé por qué no me deja pinchar que me gusta tu entrada. Hoy no me sale botoncito. Pero que sepas que me gusta. Por cierto yo sí sé por qué tu ventana está completamente descuadrada ¿Acaso tú no veías ese anuncio de cocacola light en la que un albañil (de los USA se suponía) deja momentáneamente su tajo para refrescarse con una cocacola y sin camiseta mientras una manada de chicas observa con deleite la escena?
    Bueno, pues aquí en España el talocha de turno se llama Manolo y no James, y en lugar de beberse una cocacola se trinca un cartón de don Simón blanco. Claro, los efectos no son los mismos y por eso le queda la ventana como Dios le da a entender

    Le gusta a 2 personas

    • Creo que tienes toda la razón del mundo, el don Simón ha hecho y sigue haciendo muchos estragos entre la población española. Porque se me da mal la albañilería, que si no, me liaba a enderezar paredes como una loca.
      Lo del botón del me gusta me tiene frita. Tengo que decir en cada entrada que incluya el botón y claro, a veces se me pasa, pero ya lo he solucionado.
      Gracias por hacerme recordar al guaperas de Cocacola, aunque me lo has destrozado con el tal Manolo.😀😀

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo las encargué a un carpintero. Tomó las medidas y le puso un marco de madera (técnicamente se llama cerquillo) alrededor y se ajustan perfectamente al marco de la ventana, sin necesidad de agujerear ni de pegar y las quito y vuelvo a poner cuando quiero.

    Me gusta

  4. Bueno, bueno… Yo ya las tengo puestas, pero llego a ver esta entrada hace unos meses y te contrato a ti además de invitarte a comer. Al menos el dinero lo habría invertido en alguien a quien tengo aprecio. 🙂 Seguro que la albañilería y la electricidad también se te dan fenomenal, pero dices que no para no dejarnos en el más profundo de los ridículos al resto de mortales… 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s