Archivos diarios: 8 marzo, 2015

Look dominguero vs Look de domingo.

Estándar

invierno_look_dominguero invierno_look50

Está claro que no es lo mismo ser un dominguero que ir de domingo.

El dominguero se coloca el chandal y no para hacer deporte. El dominguero se pone el chandal para tareas tales como pasear al perro, lavar el coche, comprar el periódico o caminar en una mañana soleada. Y si se viene muy arriba, puede pasar el día en el campo con un bocadillo de tortilla o un filete empanado.

Los domingueros se reconocen entre ellos, se miran y se sienten parte de una comunidad.

Por el contrario, el look de domingo es ese que sólo te pones los domingos, el arregladito. El padre, la madre, los niños, todos van a juego, con ropas elegantes. La familia de domingo da su paseo mañanero, compra el pan, el periódico o incluso pueden tomarse un aperitivo en una terraza agradable, mientras los niños corretean evitando a toda costa ensuciarse sus relucientes vestidos y romperse los leotardos.

El domingo es el día de los contrastes. El dominguero se cruza con el de domingo, incluso pueden coincidir en el kiosco, pero cada uno hace su actividad de forma independiente. Esto no quiere decir que un dominguero no pueda ser un de domingo, ni mucho menos. Depende del día y de las circunstancias. Se han dado casos en los que el de domingo se viste de dominguero muy temprano, va a la gasolinera a lavar el coche y después vuelve a casa, se da una buena ducha y se convierte en un de domingo junto con su reluciente familia.

Para dejar constancia de que todos tenemos a un dominguero y a un de domingo en nuestro interior, os he dejado estas dos fotos. En una ocasión, se me ocurrió ir al carrefour con mi look dominguero y una señora me confundió con la reponedora. ¡Eso me dolió!. Es lo que ocurre cuando te paseas con un look dominguero en entornos poco propicios.

¿Y tú, eres más dominguero o más de domingo?.

 

Anuncios