Invierno. Look-49. Día soleado

Estándar

invierno_look49_1 invierno_look49_6

Por fin hoy han subido las temperaturas y ha salido el sol. Es un día más propio de la primavera que del invierno. Una simple cazadora es suficiente como ropa de abrigo. Me he dado un paseo mañanero de lo más placentero.

Haciendo repaso en el armario, he visto que tenía una camisa que todavía no había sacado. Y no me extraña porque es muy fina y algo transparentosa. La he combinado con los botines de leopardo, que aunque son negros y marrones, creo que le venían bien, y si no, esto es lo que hay, no lo pienso cambiar después de que me he hecho las fotos, las he editado y las he puesto en el blog. Puedo tomar nota para la próxima vez, pero para esta ocasión, ya no hay remedio.

Cada vez estoy más contenta con estas gafas de sol. El problema es que uso gafas graduadas para leer, para el ordenador y para conducir, y aquí entro en conflicto. Si conduzco con gafas de sol, veo menos. No me voy a chocar, porque no estoy tan ciega, pero no me da tiempo a leer los pedazos de carteles que hay en las carreteras. Cuando consigo leer el letreraco, ya no me da tiempo a tomar la salida. Por eso solo me las pongo si voy a algún sitio conocido, donde no tengo necesidad de leer letreros.

invierno_look49_3 invierno_look49_2

No se si a vosotros os pasa que cuando entráis en una ciudad nueva con el coche o tenéis que buscar aparcamiento, bajáis el volumen de la radio. Yo lo hago automáticamente, como si con ruido los ojos no pudieran ver. Ven, pero no procesan la información. Como cuando veo el fútbol en la tele, que veo, pero no me entero de nada, de nada, de nada. Es una habilidad que tengo muy desarrollada. Soy capaz de estar mirando la tele durante un buen rato y no saber ni en qué programa estoy. Tengo bastante poder de abstracción.

En mi época de estudiante, era capaz de sentarme en la mesa de estudio que estaba de cara a la pared y quedarme mirándola durante 10 o 15 minutos, inmersa en mis pensamientos, repasando la lista de cosas por hacer, o simplemente posponiendo el momento de abrir el libro. Y tu mente vuela, te transporta a otro sitio, y todo eso sin moverte de la silla. Es estupendo, es gratis.

Otra cosa que hago con mucha frecuencia es la concatenación de ideas. Parto de una idea, esta me lleva a otra y así sucesivamente. Y al final de todos esos saltos de idea en idea, me gusta ver de donde he partido y a dónde he llegado. Por eso, cuando voy en el coche con mi marido, podemos estar hablando sobre un tema y al cabo de 5 minutos le hago una pregunta que a primera vista no tiene sentido. Pero sí que lo tiene, es el resultado de una concatenación de ideas. La mente va siempre mucho más rápida que las palabras. Para contar algo que has estado mascando en tu cabeza, necesitas mucho más tiempo del que ha empleado tu mente.

Esta habilidad de evadirme sin parecerlo, la utilizaba a veces en alguna clase que no soportaba. Todos pensaban que me interesaba la clase enormemente. En una ocasión, en clase de historia, como todo el mundo tomaba apuntes, se me ocurrió que yo también debería escribir si quería pasar desapercibida. Empecé a escribir refranes, un trozo del quijote (solo la introducción: en un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…), lista de tareas, etc. Mi compañero que se había perdido, miró mi cuaderno, luego me miró a mi y se quedó estupefacto. Imagino que pensó: “mírala ella, tan atenta como parecía y aquí esta, escribiendo memeces”.

No siempre somos lo que parecemos, ni parecemos lo que somos.

invierno_look49_4 invierno_look49_5

Cazadora de mango, botines de cortefiel, vaqueros de springfiel, camisa de mango y gafas de sol de uterque.

Anuncios

»

  1. Cada día posas mejor, te queda genial todo lo que llevas puesto.

    Me pasa lo que a ti… estoy viendo algo y mientras se me ha ido el pensamiento volando a un lugar, de ese a otro y otro y al final me pregunto, por qué he llegado hasta aquí?, y menos mal que todavía me acuerdo, y mientras, están dando una noticia de la que me entero a la semana siguiente, jajaja. Y lo del coche me pasa igual, si va alguien hablándome, cierro el oído para ver mejor, con lo cual aquí queda reflejado, que no podemos hacer dos cosas a la vez, jajaja.

    Me gusta

    • Cuando voy en el coche con los niños, una frase que suele decir alguno es: “callaos que sino mamá se pierde”. Seguramente me voy a perder igual, pero parece que el silencio ayuda a encontrar la salida.
      Yo puedo hacer dos cosas a la vez, ver la tele y comer palomitas, se me da bastante bien, jaja.

      Me gusta

  2. A mi tb me encanta la cazadora! Y sí, me sumo al club de las abstraccionistas! Tengo una capacidad, oye, que me quedo “colgá” a menos que canta un gallo! Yo creo que esto nos pasa a las soñadoras y que es muy positivo para salir de la realidad un ratico, que a veces cansa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s